Rol y gamberradas

Después de un tiempo sin dejarse caer por el sector, la conocida serie South Park se prepara para inspirar un videojuego de rol. Un título en el que ya trabaja el prestigioso estudio Obsidian.

Como quien no quiere la cosa, la famosa y políticamente incorrecta serie animada South Park se ha ido haciendo una hueco en la historia de los videojuegos. Pero no por casualidad. Sus creadores son grandes aficionados al ocio electrónico y, además, su público encaja perfectamente con el perfil de cualquier videojugador que se precie. Por eso no es raro que en las últimas generaciones hayamos visto diferentes propuestas, como el singular y delirante shooter que ya jugamos en su día en PSOne.

Pero como sucede con muchas licencias similares, los seguidores de South Park seguían sin encontrar “ese juego” capaz de exprimir al máximo la esencia y el concepto de la serie. Al menos hasta ahora…

Por curioso que resulte, el nuevo South Park promete ser el título definitivo basado en las aventuras de estos niños gamberros. Y decimos curioso, porque no se tratará de una aventura convencional, ni de una propuesta fundamentada en minijuegos, sino en un juego de rol. Sí, como lo escucháis. Además firmado por unos veteranos del género, los chicos de Obsidian Entertainment, creadores, entre otras cosas, de Fallout New Vegas o Dungeon Siege 3.

Al parecer, los responsables de South Park, de la serie, han pensado que de esta forma podrán dar más profundidad y personalidad al juego, y ya de paso rendir una especie de tributo a algunos de sus videojuegos preferidos. Algo similar a lo que ya vimos en el último juego de Los Simpsons, pero partiendo de una mecánica rolera.

Todos los miembros que están trabajando en el proyecto lo están haciendo con un objetivo muy claro en mente: llegar a todas las audiencias posibles. Algo que últimamente parece muy frecuente entre las desarrolladoras pero que a menudo es más difícil de realizar que de planificar sobre el papel. Sea como fuere, South Park intentará atrapar a los aficionados a la serie que habitualmente jueguen videojuegos, pero también a aquellos que no tengan costumbre de darle a la consola. Un reto, como decíamos, complicado, pero no imposible.

Guerra escolar por turnos

Para ello, Obsidian está llevando a cabo un sistema de juego relativamente clásico, basado en combates por turnos, en el que podremos manejar a diferentes personajes, y basado en algunos títulos clásicos. De hecho, muchas de las referencias de la aventura estarán claras, empezando por el propio Zelda y acabando por Final Fantasy. Además, como en otros muchos juegos de rol, podremos crear a nuestro propio personaje, aunque, eso sí, partiendo de la estética tan típica de la serie norteamericana.

De hecho, ese es el segundo gran objetivo de Obsidian: respetar al máximo tanto el estilo visual como el sentido del humor de South Park. Quieren que, a medida que avanzamos y conozcamos a los personajes protagonistas nos sintamos casi como si estuviéramos viendo un capítulo televisivo más. Y para ello esconden un as en la manga: serán los propios responsables de la serie de televisión los que se encarguen de diseñar y supervisar muchos aspectos de la aventura. Vamos, que los disparates y la polémica estarán más que asegurados, o eso parece.

Así pues, como siempre, será el equilibrio y que todo encaje al final lo que determine si South Park funciona o no. Por ahora Obsidian ha confirmado que, en efecto, el título esconderá dos juegos en uno, por así decirlo. Por un lado presentará combates relativamente convencionales y un guión capaz de divertir al jugador más casual, pero por el otro tendrá objetos, enemigos, escenarios y duración como para satisfacer a quienes busquen un buen juego de rol marca de la casa.

Primera impresión. Los personajes de South Park, convertidos ya en todo un ícono de la rebeldía popular estadounidense, se preparan para volver al mundo de los videojuegos. Y lo harán debutando en uno de los pocos géneros que les quedaban por probar: el rol. Desarrollado por Obsidian, el futuro lanzamiento promete mantener toda la simpatía y la apariencia de la serie original sin renunciar a ofrecer una experiencia rica y compleja. Todos los amantes de estos niños tan peculiares deberían no perderle la pista.

Publicaciones relacionadas

Cerrar