Descenso sin control

6019

Abrigaos bien, porque Electronic Arts ya se prepara para ofrecernos el juego de snowboard más espectacular que haya pasado por nuestras consolas. Un descenso frenético como nunca ante habíais imaginado.

Fue allá durante los tiempos de PSOne, cuando los juegos basados en deportes extremos se pusieron de moda. La llegada de los polígonos y la apertura de mercado que supuso la aparición de los treinta dos bits trajeron consigo series como Cool Boarders. Pero posiblemente el juego de snowboard más representativo y carismático de cuantos recordamos sea SSX, ya en época de los ciento veintiocho bits. Una serie clásica que el año que viene hará de nuevo las delicias de los amantes de la nieve.

Corriendo colina abajo
¿Qué podremos esperar del debut de la serie en PlayStation 3 y Xbox 360? Por lo que hemos visto hasta el momento, mucha espectacularidad. De hecho, han sido sus propios autores quienes han comparado el juego con un arcade de la talla de Burnout (casi nada). Esto demuestra ya de por sí por dónde van a ir los tiros. Por si fuera poco, y aunque finalmente la idea no terminó de cuajar, el juego llegó a llevar la coletilla de Deadly Descent. Más claro agua… o nieve, mejor dicho.

En este nuevo SSX, la supervivencia tendrá mucha más presencia que en entregas anteriores. Los protagonistas del juego serán unos cabezotas que se propondrán el más difícil todavía: jugarse la vida descendiendo en su tabla picos del Himalaya, de Alaska, o la propia Patagonia. Y tampoco faltarán lugares más exóticos pero no menos peligrosos, como el monte Fuji de Japón.

Peligro de avalancha
Y es que, si por algo destacará este nuevo SSX, será por su enorme realismo. Para hacernos una idea de esto, solamente hace falta prestar atención al desarrollo; Electronic Arts está trabajando en cada uno de los niveles que compondrán el título basándose directamente en datos e imágenes tomados por satélites de la NASA. De esta manera no se pasará por alto ni un solo detalle: bosques, lagos, desfiladeros, picos… el riesgo estará en todas partes, y solamente nuestra habilidad como deportistas nos permitirá salir ilesos de cada competición… o terminar convertidos en una bola de nieve humana.

Por suerte, el juego contará con un control cómodo, sencillo y accesible. Desde la primera partida cualquier usuario -puesto o no en este género- podrá manejar con total soltura a su personaje. Vamos, que la serie va a dar un viraje completo hacia un territorio arcade, acercándose a la naturaleza de sagas como MotorStorm. Así, tan pronto estaremos huyendo de un peligroso alud, como impulsándonos con ayuda de un helicóptero. SSX supondrá un constante esfuerzo de sorprender al usuario, y parece que lo conseguirá, por lo que hemos visto hasta el momento.

Además de permitirnos hacer todo tipo de acrobacias y locuras propias de maestros del snowboard, SSX también tendrá modos más o menos típicos dentro de su género, como Carrera o Supervivencia. Sus propios nombres evidencian lo que podremos hacer: bien competir colina abajo, bien escapar jugándonos el tipo al enfrentarnos a la furia de los elementos. Siempre con un denominador común: una vistosidad que nos dejará con la boca abierta. Además, igualmente contaremos con un multijugador para vernos las caras contra otros temerarios de las alturas.

¿Sientes el frío?
Lo primero que nos llamará la atención de SSX, ya decimos, será su apariencia gráfica. El cuidado y esmero con el que EA está elaborando las animaciones de los corredores o los efectos naturales serán dignos de observar. Nada que ver con los tiempos de nuestra añorada PlayStation 2. El realismo estará a la orden del día, sobre todo por lo creíbles que serán los escenarios y por una contundente sensación de velocidad, que promete dejarnos sin aliento.

Primera impresión. Está claro que este nuevo SSX no será un intento cualquiera de resucitar una serie conocida. Electronic Arts se está esmerando todo lo posible para que su regreso suponga una alegría para los fan de la veterana saga, aunque igualmente para que atrape a nuevos seguidores. ¿Sus cartas de presentación? Una calidad audiovisual de lo más contundente, y una jugabilidad que atrapará desde la primera partida. ¿Demasiado arcade? Lo cierto es que aún es pronto para asegurarlo, pero la gran cantidad de acrobacias que podremos llevar a cabo y, sobre todo, la sensación de que la muerte nos esperará en cada rincón de los escenarios resultarán impresionantes. Sin duda toda una experiencia, que todos los amantes de lo extremo deberán de probar el próximo febrero, antes de que se derritan las últimas nieves de la temporada…

Publicaciones relacionadas

Cerrar