En honor a la fuerza

6099

La franquicia creada por George Lucas se prepara para irrumpir con ganas en el mundo de los multijugadores masivos online. Y de la mano de BioWare, nada más y nada menos. La galaxia no volverá a ser la misma.

Está claro que en los últimos años los juegos de rol en línea han ganado muchos adeptos, partiendo del fenómeno que supone el más que conocido World of Warcraft. Pero también es cierto que no todo estos juegos son iguales. Al generoso surtido de títulos existente, se sumará dentro de poco uno llamado a revolucionar los MMO, o a superar cuanto menos un escalón más: Star Wars: The Old Republic. ¿Sus cartas de presentación? Una producción digna de la serie de la que toma nombre, y un estudio de excepción detrás: los genios de BioWare, autores de Mass Effect o Dragon Age. La cosa apunta maneras, ¿o no?

Comienza la batalla

Lo primero que diferenciará The Old Republic de otros MMO (multijugadores masivos online) será su historia. En esta ocasión no nos encontraremos con un argumento que apenas sirva como mera excusa para ponernos a cumplir misiones sin ton ni son, ni mucho menos. BioWare ha prometido que, partiendo de su experiencia en eso de presentar historias, el juego contará con un guión que será, ya de por sí, todo un aliciente. Estaremos miles de años antes de los acontecimientos de la trilogía original, con la galaxia entera dividida entre los caballeros Jedi y los Sith. De hecho, el título usará un sistema de diálogos (doblado) muy cercano al del ya clásico Mass Effect para adentrarnos poco a poco en el juego y en los orígenes del universo Star Wars.

Por su parte, el guión resultará flexible, permitiéndonos cambiar el curso de los acontecimientos dentro del desarrollo en función de nuestras decisiones. De esta manera no habrá dos partidas iguales. No en vano, los guionistas están trabajando duro para ofrecer cientos y cientos de posibilidades, así como una rejugabilidad total.

En cualquier caso, el juego seguirá las pautas típicas dentro de su género. Lo primero de todo pasará por elegir un personaje. Dispondremos de dos facciones diferentes (ocho razas en total, para entendernos) y, como es habitual, contaremos con un potente editor capaz de darnos mucha libertad al imaginar a nuestro héroe. Igualmente el desarrollo de la aventura se llevará a cabo por misiones, que tendremos que superar para subir de nivel, mientras nos enfrentamos contra otros usuarios de todas partes del globo.

En función de si somos Jedi, Sith, Trooper o cualquier otra cosa, las misiones cambiarán radicalmente; bueno, al menos las principales. Porque, como en tantos juegos de rol, The Old Republic también incluirá un alto número de retos secundarios que, esos sí, serán comunes para todos los jugadores. Y también las habilidades, que podremos ir potenciando y seleccionando a medida que subamos de nivel, dependerán del tipo de protagonista que elijamos.

En general, las misiones que habrá en el juego resultarán relativamente variadas, pero siempre partiendo de lo visto en los “grandes” del género, como World of Warcraft, por ejemplo. Es decir, tendremos que derrotar a un número determinado de enemigos, encontrar un lugar en particular, buscar y recoger algún objeto… y cosas por el estilo. No obstante, también habrá alguna que otra sorpresa no desvelada hasta el momento.

El combate también es otro de los elementos que más está cuidado BioWare, y que promete marcar un antes y un después dentro del género. Este seguirá de cerca lo visto en muchas aventuras de acción actuales, como Gears of War o Uncharted, y permitirá el uso de coberturas para que los enfrentamientos sean vibrantes. De hecho la intensidad será una de las señas de identidad del título.

A nivel gráfico, Star Wars The Old Republic presentará un acabado bastante digno, siempre pensado, eso sí, para poder llegar al mayor número de usuarios posibles (por lo que no hará falta un PC extraordinario para moverlo). Cada escenario tendrá sus propias características, los personajes lucirán muy bien y, en general, el trabajo artístico nos permitirá sentirnos realmente muy dentro del universo ideado por George Lucas.

Primera impresión. ¿Logrará Star Wars The Old Republic plantar cara al mismísimo World of Warcraft? No lo sabemos aún, pero lo que sí es cierto es que BioWare está dándolo todo para conseguirlo. ¿Sus principales armas? Una historia muy superior a todas las que hemos encontrado dentro de este género, mucha libertad a la hora de relacionarnos con los demás, crear nuestro personaje y evolucionarlo, y un conjunto de misiones que, si bien no parece que vayan a innovar demasiado, sí resultarán entretenidas. Y claro, siempre hay que sumarle la magia que todo producto de Star Wars tiene. El próximo diciembre estará finalmente listo.

Publicaciones relacionadas

Cerrar