Impresiones de Steep: Camino a las Olimpiadas – Que empiecen los Juegos

14731

El año pasado llegó Steep a nuestras vidas para traer una propuesta muy nueva en su género de la forma más divertida. Es cierto que Steep va dirigido a un público muy concreto que busca la adrenalina y las sensaciones que los deportes de invierno nos ofrecen, pero si no eres un experto en la materia, no te preocupes porque Steep se disfruta igual gracias a la gran variedad de desafíos que propone.

Es difícil hablar de los juegos de invierno que se avecinan cuando vivimos el octubre más cálido que recordamos, pero el clima es así de caprichoso. No lo es tanto en Steep, donde encontraremos espectaculares paisajes recreando algunos de los pueblos más populares para practicar este deporte. La nueva expansión del videojuego quiere llenar el vacío que encontramos en el juego base que, aunque igual de desafiante, le faltaba ese factor competitivo que ahora disfrutaremos plenamente. Competitivo a dos niveles pero sobre todo destacamos el papel individual del jugador en los Juegos Olímpicos de invierno. Se han puesto de moda en los juegos deportivos el modo carrera en el que ir escalando, y nunca mejor dicho, a la cima del éxito.

¿De qué dependerá este éxito? El jugador tiene un medidor de experiencia con el que irá subiendo de nivel consiguiendo hitos, récords y demás marcas personales en distintas disciplinas. Hasta ahí nada nuevo. Pero a las ya conocidas pruebas se suman otras muy diversas e igual de desafiantes como Slopestyle, Big Air, Downhill, Super G o Halfpipe. Es importante conocer bien los controles y el fin de cada prueba para conseguir la mejor puntuación posible, que no es precisamente fácil. En este sentido, tenemos dos nuevos pueblos de montaña de Japón (Sapporo y Hakuba) en el modo freestyle para recorrer sin límites y practicar los mejores movimientos, saltos y acrobacias.

La idea es conseguir el pleno control de nuestros movimientos para competir en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang con todas las garantías. El éxito depende de esto, como la vida misma. Solo está en nuestras manos. Una vez tengamos esto superado, la nueva expansión es una experiencia única en el que la velocidad, los reflejos y creatividad son buenos ingredientes. Cada disciplina es exigente con el jugador en alguno de estos aspectos y lejos de ser frustrante, el juego nos reta a volver a intentarlo para obtener la mejor puntuación. Esto va de la mano con los inexistentes tiempos de carga que hace de Steep un juego muy fluido también en las pruebas olímpicas. Tras un rato jugando e intentando cosas nuevas se obtienen resultados satisfactorios y es lo que evita, junto a la variedad de pruebas, que se caiga en un bucle.

En la zona libre, que se puede recorrer a pie, con esquíes o tabla de snowboard, se suma ahora un elemento llamado Rocketwingsuit, un traje motorizado para ir de un lugar a otro mucho más rápido y evitando los obstáculos naturales del camino. Esto ya se podía hacer con el parapente, pero sin duda es mucho más eficaz que lo que nos proponía el juego inicialmente para disfrutar de los espectaculares paisajes. Esto es un indicativo de que Ubisoft ha escuchado a los jugadores y no se han dedicado en esta expansión exclusivamente a añadir las disciplinas olímpicas.  

Entre las nuevas disciplinas nos encontramos con el Eslalon que requiere sortear las puertas (un simple palo vertical) en zigzag, sin duda una de las pruebas de mayor precisión con la que nos hemos encontrado. Del mismo modo veremos pruebas con influencia más callejera como Halfpipe, donde hacer giros y piruetas en una media tubería como indica el término inglés, o una de mis preferidas el estilo scope que permite al jugador conseguir puntos de las maneras más creativas en el clásico escenario, esta vez sobre nieve, con trucos de grind u otros saltos en el aire. No faltan otras pruebas de velocidad como Cross, Eslalon Gigante y Downhill cuyo trazado nos pondrá las cosas difíciles para no salirnos del mismo. Sobre todo esta última donde el equipamiento del esquiador es especial para controlar la endiablada velocidad de esta prueba. Todas ellas se caracterizan por su ágil acceso, son muy rápidas y no hay tiempo para aburrirse.

Como siempre podremos personalizar nuestro personaje con diferentes aspectos estéticos y además en las pruebas olímpicas se puede seleccionar el país al que representamos para escuchar el himno cuando obtengamos el codiciado metal. Aún hemos probado una versión temprana de esta expansión por lo que algunos elementos no estaban disponibles para poder ver todo el contenido que nos espera, entre los que destacamos en un vídeo los reconocidos atletas que se han anunciado para formar parte de Steep.

Raquel Morales

Se acercan los Juegos Olímpicos de invierno y Steep ha querido dar buena cuenta de ello con una expansión llena de adrenalina gracias a la multitud de nuevas disciplinas. Todas ellas son desafiantes para el jugador y le retarán a mejorar su marca personal o conseguir acrobacias realmente espectaculares jugando con los trazados. Desafiante porque necesita mucha práctica para conseguir los mejores resultados y puntuación. Todo gira en torno al factor competitivo, en donde podremos representar con nuestro propio avatar al país que queramos.

Para ello, el modo freestyle sigue estando presente para disfrutar del escenario de manera libre y seguir contando las historias de montaña en dos nuevas localizaciones niponas: Sapporo y Hakuba. Incorporan de esta forma un traje llamado Rocketwingsuit para facilitar el desplazamiento entre los pueblos de montaña, algo que ya demandaban las grandes dimensiones del escenario. La banda sonora acompaña nuevamente de forma excepcional cada momento y junto a los inexistentes tiempos de carga hacen que el juego sea más fluido y dinámico.  

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Steep
 
 

Se han confirmado reconocidos

atletas en la expansión

Raquel Morales

Periodista. Me encanta hablar de videojuegos, series y películas. Me entrené con Lara Croft en el templo de Karnak. Camino de Grand Line.
Cerrar