Rey de las nieves

El pasado E3 de Los Ángeles nos dejó un anuncio sorpresa: Steep. El nuevo videojuego de Ubisoft nos lleva a recorrer un mundo abierto en las montañas de los Alpes y a practicar cuatro disciplinas de deportes extremos sobre la nieve. Ahora hemos podido probar la beta cerrada que ha tenido lugar durante los últimos días y te contamos qué nos ha parecido esta gélida propuesta.

13987

El género deportivo nos ha dado en los últimos años todo tipo de propuestas. Fútbol, baloncesto, fútbol americano, hockey o skate han sido algunas de las más frecuentes. Es por ello que cualquier soplo de aire fresco (nunca mejor dicho) es de agradecer dentro de un género muy trillado y acostumbrado a ofrecernos entregas anuales con pocas novedades. Ubisoft y su Steep buscan romper con esa monotonía.

Hace medio año, durante la conferencia de la compañía gala en el Electronic Entertainment Expo o E3 de Los Ángeles, los asistentes se vieron sorprendidos por lo nuevo de la empresa francesa, un título de características deportivas pero que nos lleva a un entorno abierto, montañoso y nevado en el que podemos practicar hasta cuatro disciplinas diferentes, cada cual más divertida que la anterior.

Como decíamos, gracias a la beta cerrada que ha tenido lugar en los últimos días hemos podido meternos en harina y probar Steep en profundidad. Concretamente hemos tenido acceso a la versión de PlayStation 4, que luce estupendamente bien a nivel general pero que nos ha decepcionado en lo gráfico en algunas texturas y detalles del paisaje alpino que se nos presenta en estos deportes extremos.

Tenemos cuatro disciplinas diferentes, dos por aire y dos por tierra. En el primer apartado contamos con el paracaidismo y con el traje aéreo o wingsuit, en el que nosotros somos nuestra propia herramienta de vuelo. Por el otro lado tenemos dos disciplinas más tradicionales y conocidas como son el snowboard y el esquí, ambas con similitudes y diferencias.

Lo primero que cabe señalar es que practicar una u otra disciplina tiene sus pequeñas diferencias, por lo que tardaremos un tiempo en dominarlas en todas sus vertientes. Sin embargo, Steep apuesta por un enfoque marcadamente arcade y accesible a todo tipo de usuario, por lo que el control es muy sencillo y no tendremos ningún problema en acceder a cualquier prueba, indistintamente de cuánto hayamos practicado en esa disciplina.

En nuestro caso hemos sentido mayor placer y disfrute al jugar los deportes con los pies sobre la tierra (o la nieve en este caso). El snowboard nos permite algo más de apoyo y estabilidad y es la disciplina con la que tal vez deberíamos comenzar nuestra andadura. El esquí es igualmente accesible, pero cualquier mínimo golpe podría hacernos caer y tener que reiniciar la prueba.

Algo que no supondrá ningún problema, pues con tan solo pulsar un botón podremos retroceder hasta el comienzo de la misma o hasta el anterior punto de control. Una facilidad que se agradece cuando no comenzamos con el pie derecho. Las disciplinas aéreas resultan igualmente satisfactorias, aunque su control es algo más complejo y, por tanto, requiere de mayor práctica para conseguir mejores marcas.

El deporte en el que nos enfundamos el traje aéreo es especialmente estimulante por la adrenalina que transmite su velocidad y riesgo extremo. El paracaidismo, por su parte, es el deporte más pausado y lento de todos, aunque ello no implica que no haya dificultades como tener que alcanzar la mayor velocidad posible o tener que pasar muy cerca de laderas o incluso de postes de electricidad.

La jugabilidad de Steep es tan sencilla como agradable. Y es que en este vasto mundo abierto que se nos presenta tendremos diferentes asentamientos desde los que comenzar nuevas pruebas y seguir demostrando nuestra valía. Con tan solo sacar nuestros prismáticos podremos desbloquear zonas que veamos en la lejanía y, al acceder al mapa, podremos desplazarnos inmediatamente a esa área recién descubierta.

Se trata de algo fundamental, pues ir a pie es lo más tedioso de la propuesta. Y es que aunque tengamos la opción de correr, seguiremos desplazándonos extremadamente lentos debido a la espesura de la nieve. En Steep, como hemos podido comprobar en la beta cerrada, habrá una enorme cantidad de pruebas ya creadas por el mismo juego que podremos jugar tanta veces queramos para superar nuestras marcas o las de nuestros amigos. Habrá también pruebas de diferentes dificultades y para todos los gustos.

Pero una vez le hayamos dedicado muchas horas a esta vertiente individual podremos sacarle el máximo jugo posible al videojuego con las modalidades online. Steep permite que invitemos a amigos a nuestra sesión de juego para poder desplazarnos juntos y competir en pruebas al mismo tiempo, lo que hace que sea todavía más divertido si cabe. Echarse unas risas cuando un amigo choca contra un árbol o cuando caemos por hacer una pirueta a destiempo no tiene precio.

Eso no es todo, pues también podremos crear nuestras propias pruebas y desafíos para retar a jugadores de todo el mundo o unirnos a los que han creado otros usuarios. Estamos seguros de que la comunidad del título de Ubisoft será amplia y que dotará de un contenido sencillamente inacabable a este juego. Y es que podremos determinar el recorrido de nuestra prueba, la disciplina con la que debe realizarse o los puntos de control.

En un apartado más artístico, Steep ofrece la oportunidad a los jugadores más creativos de tener acceso a una herramienta que nos permite ver las repeticiones de nuestras actuaciones en las pruebas y así obtener los mejores planos. Podemos capturar y compartir instantáneas o clips de vídeo completos con gran facilidad para demostrar al mundo entero nuestras dotes de deportistas en la nieve y de fotógrafos.

Joel Castillo

Queda poco más de medio mes para que Steep llegue definitivamente a PlayStation 4, Xbox One y PC y lo nuevo de Ubisoft ya no ofrece ningún tipo de duda. Al poder probarlo de primera mano hemos podido comprobar que el juego era, como se esperaba, una diversión sin límites. Cualquiera de las cuatro disciplinas jugables es divertida y accesible, aunque personalmente hemos sentido mayor satisfacción con las terrestres.

La posibilidad de explorar un enorme mundo abierto nevado y participar en decenas de pruebas de todo tipo y dificultad es maravillosa, pero todavía lo es más el enfoque online del videojuego de la compañía francesa. Y es que podremos invitar a amigos a nuestra sesión de juego, unirnos a la suya y crear desafíos para compartirlos con el mundo entero.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar