Ancha es Tamriel

9291

Zenimax Online Studios y Bethesda continúan dándole forma a su nueva apuesta, un MMO basado en el universo The Elder Scrolls con el que pretenden convertirse en un referente del género.

Los sueños húmedos de más de un fan de The Elder Scrolls se hicieron realidad cuando Bethesda anunció el desarrollo de The Elder Scrolls Online, la ‘transformación’ de su saga más popular en un juego de rol multijugador masivo online.

A través de nuestros avances os hemos ido poniendo al día con todo lo que se ha ido sabiendo sobre él, pero desde diciembre han pasado muchas cosas. Poneos cómodos, os las resumimos en las siguientes líneas.

El principal cambio que ha sufrido el título ha sido referente a las plataformas destinatarias. PC y Mac eran las únicas previstas, pero durante el pasado E3 se confirmó que la experiencia también será de nueva generación con su llegada a PlayStation 4 y Xbox One.

Los que opten por jugarlo en la consola de Sony, además, tendrán la oportunidad de acceder de forma anticipada a una fase beta exclusiva que estará disponible antes de su lanzamiento, otra de las novedades que hemos conocido en las últimas semanas, previsto para la primavera de 2014.

Haber ampliado el rango de plataformas ha sido posible principalmente a la arquitectura de las próximas consolas, muy similar al PC, y que hacen más fácil crear una conversión que la migración a PlayStation 3 o Xbox 360.

La mala noticia es que no se va a permitir el juego cruzado entre todas. Es más, esta opción parece haber quedado descartada después de las declaraciones de Pete Hines: “El trabajo que supondría permitir el juego cruzado es una auténtica pesadilla“, comentó el vicepresidente de Bethesda recientemente.

9441

Otra de las novedades importantes es que por fin se ha desvelado qué modelo de negocio se utilizará en The Elder Scrolls Online. Se había rumoreado mucho con que se adscribiera al Free2Play, tan de moda últimamente en el género, pero finalmente no será así. Los usuarios que quieran disfrutar de esta aventura tendrán que abonar una cuota mensual (inicialmente ofrecerán una prueba gratuita de 30 días) de 12’99 euros, aunque habrá varias opciones para rebajar su precio.

Bethesda justifica su decisión alegando que el título ofrecerá un mundo de libertad lleno de contenido, con cientos de horas de juego y un gran servicio de atención al cliente. “No queríamos optar por el modelo gratuito recortando la experiencia”, indican sus responsables.

En el caso de Xbox One, los usuarios tendrían que hacer frente a dos suscripciones cada mes, la del propio juego y la de Xbox Live, algo que Bethesda busca evitar. La compañía ya está en conversaciones con Microsoft para que evitar que esto sea así, aunque parece que en las oficinas de Redmond no están muy por la labor de otorgar este ‘privilegio’.

Pero los ingresos para Bethesda no sólo llegarán por esta vía. También se ha confirmado que The Elder Scrolls Online apostará por las microtransacciones a través de una tienda en la que se venderán diversos objetos. No se ha hablado mucho de qué tipo de ítems habrá, pero se ha dejado caer que serán “para cambiar nuestro nombre y cosas así”.

En lo que a su jugabilidad respecta, el paso al mundo de los MMO’s no significará en absoluto que pierda la esencia de la franquicia. Es más, elementos como la exploración de amplios escenarios, la recolección de objetos o la toma de decisiones estarán reflejados, aunque dándoles un toque ‘masivo multijugador’.

Además de la habitual cámara en tercera persona, tendremos una nueva perspectiva subjetiva. Las primeras pruebas no han sido todo lo satisfactorias como se podría esperar, ya que al reducirse el ángulo de visión es posible no percatarse de ciertas amenazas o perder la noción del espacio con nuestros aliados, pero el estudio ya baraja distintas opciones para mejorar este sistema.

Como todo buen MMO que se precie, estará orientado al multijugador y a cooperar con más gente para ir superando los retos. A pesar de ello, si eres de los que prefiere jugar en solitario no tendrás impedimento. Zenimax Online ha creado las distintas misiones para que también puedan ser accesibles para una persona, “aunque siempre es más aconsejable hacer amigos para que sea más fácil”.

9061

Nosotros tendremos el control de nuestros personajes, tanto de su aspecto físico gracias a un completo editor como de su progresión, de modo que desarrollaremos las habilidades que nosotros prefiramos. Para ello utilizaremos un sistema de puntos tradicional, pero dependiendo de nuestra decisión a la hora de atacar (utilizar más las armaduras, los hechizos…) se mejorarán automáticamente unos atributos determinados.

A nivel visual no podemos esperar un acabado a la altura de The Elder Scrolls V: Skyrim, pero teniendo en cuenta la vasta extensión de terreno disponible en Tamriel podemos decir que su calidad gráfica raya a gran nivel tanto en los escenarios como en las animaciones de los personajes.

Por último resaltar que los que nunca se han acercado al género no tiene de qué preocuparse, ya que a una sencilla interfaz habrá que sumarle los numerosos tutoriales disponibles destinados a que dominemos los distintos aspectos del juego en poco tiempo.

PRIMERA IMPRESIÓN: The Elder Scrolls es una licencia muy famosa y con bastante éxito en todo el mundo. La transformación en un MMO parecía el paso lógico dentro del plan de Bethesda y, aunque a priori cuenta con muchos números para convertirse en uno de los referentes del género, hay bastantes interrogantes que despejar. La mayoría de ellos convergen en un punto: su modelo de negocio. Con el Free2Play invadiendo el género, habrá que ver cuánta gente está dispuesta a desembolsar todos los meses una cantidad para viajar hasta Tamriel (el ejemplo de World of Warcraft, con sus usuarios cayendo en picado desde hace meses, está muy presente). Sus responsables no se cansan de repetir que merecerá la pena el desembolso. Lo veremos a partir de la próxima primavera.

 

Jose Carlos Naranjo

——————————————————————————————————————

Juegos relacionados:

No te quedes sólo en el juego:

  • Película: El Hobbit: La Desolación de Smaug, de Peter Jackson
  • Canción: ‘Dragons are real’, de Magnum 

Cerrar