Las puertas a la inmensidad

5914

Nueva entrega de la condecorada serie Elder Scrolls. En esta ocasión nos encontraremos con la secuela directa de la anterior entrega de la saga, Oblivion, que traerá consigo un nuevo motor gráfico y muchas novedades. ¿Estás listo para adentrarte en una odisea de proporciones épicas?

Es hora de olvidar todo lo que hemos visto en un juego de rol. Skyrim será eso y mucho más. Un mundo mágico sin precedentes, donde siempre encontraremos nuevos rincones por explorar, gente con la que dialogar o acciones que llevar a cabo. Y ya cada vez estamos más cerca de la que sin duda será la aventura épica más grande de PlayStation 3, Xbox 360 y PC.

Explorando un nuevo mundo

Para hacernos una idea de la inmensidad de Skyrim, nada mejor que mirar al pasado, al excelente Oblivion. De hecho hablamos de una secuela directa de aquél, solo que ambientada en una nueva región situada más al norte: Skyrim. Un mundo extremo y peligroso que esconderá infinidad de secretos.

Lo primero en la nueva aventura de Bethesda será, cómo no, crear a nuestro propio personaje. Para ello contaremos con un completo editor que nos permitirá elegir la raza, los atributos o la profesión del héroe. Una base que marcará nuestro destino dentro del juego, si bien tampoco lo será todo. ¿Por qué? Principalmente porque en Skyrim iremos forjando nuestra personalidad a medida que avancemos. O dicho de otra manera: según vayamos derrotando enemigos y superando misiones podremos ir evolucionando al personaje libremente, convirtiéndonos en un experto mago, un maestro de la espada o lo que nosotros queramos. En las treinta horas que durará la aventura tendremos tiempo para pensárnoslo más que de sobra.

¿Hemos dicho treinta horas? Bueno, eso si quisiéramos avanzar en la historia principal obviando todo lo demás. Pero si en realidad preferimos explorar los bosques, cuevas, ruinas y demás lugares de Skyrim, la duración se elevará casi hasta el infinito. Estaremos ante un título en el que las limitaciones solamente las pondrá el jugador.

Pero si algo diferenciará Skyrim de Oblivion, será sin duda su grandeza gráfica. Los años que han pasado desde que la anterior entrega viera la luz, los ha aprovechado Bethesda para desarrollar un nuevo motor gráfico, que marcará un antes y un después en el género. Simplemente por lo que hemos visto hasta la fecha, es posible asegurar que los enemigos y los escenarios lucirán realmente detallados y realistas, incluyendo a las bestias -como dragones o mamuts- con las que nos vamos a encontrar. No es que Skyrim vaya a ser mucho más grande que Oblivion (eso sería poco menos que imposible, como incluso los propios desarrolladores han asegurado), sino más complejo, profundo y variado.

Por ejemplo, en la aventura todo estará relacionado entre sí: cada pueblo, cada camino, cada persona. Dicho de otro modo: si por ejemplo en una aldea nos comportamos de una forma cruel con los habitantes, cuando avancemos en la trama la actitud de los demás personajes será más fría y temerosa hacia nosotros. Y eso es sólo un ejemplo. Skyrim promete presentar el “mundo conectado” que otros títulos han intentado desarrollar con un éxito solo relativo (léase Fable).

Con todas estas características, no es de extrañar que se trate de uno de los lanzamientos más esperados por todos los amantes de las aventuras épicas. Uno de los más claros exponentes a “juego del año” del presente 2011, con aspiraciones a quedarse dentro de nuestras consolas durante meses. Estará en las tiendas el próximo día 11 de noviembre.

Publicaciones relacionadas

Cerrar