Impresiones de la demo de The Last Guardian VR – Trico asoma el hocico

Hace aproximadamente un año llegaba a PlayStation 4 uno de los videojuegos más esperados por los usuarios de la plataforma, que daban la bienvenida con los brazos abiertos a la nueva propuesta de Team ICO. Tras un desarrollo largo y tortuoso, The Last Guardian aterrizaba en la consola de actual generación de Sony con grandes expectativas entre los seguidores del estudio, que generalmente quedaron altamente satisfechos con el resultado final.

Precisamente por ello es por lo que, durante la celebración de la PlayStation Experience, Sony anunciaba una experiencia para PlayStation VR basada en el videojuego. Desde hace unos días, los usuarios de PlayStation 4 disponen de una demo de este contenido que, en el mejor de los casos, dará pie a una experiencia más completa más adelante. Sin embargo, no podemos descartar que esta breve adaptación de The Las Guardian al dispositivo de realidad virtual sea todo cuanto tienen que ofrecer los desarrolladores.

La experiencia para la realidad virtual de The Last Guardian nos traslada al universo del videojuego original mediante la vista en primera persona, que vuelve a situarnos en la perspectiva del joven protagonista. En esta ocasión, nuestra labor es únicamente la de avanzar por el escenario resolviendo pequeños desafíos, todos relacionados con el gigantesco Trico. Para ello, los desarrolladores han puesto a disposición del jugador un par de mecánicas tan prácticas cómo fácilmente ejecutables.

El usuario es capaz de ver todo lo que ocurre a su alrededor tanto girándose, como viene siendo habitual en los títulos desarrollados para PlayStation VR, como a través de la propia cámara. El movimiento no es fluido y simplemente nos permite rotar sobre nosotros mismos a través de pequeños fundidos a negro que, imaginamos, tratan de evitar la sensación de mareo que en ocasiones experimentan algunos jugadores con el casco de realidad virtual. Afortunadamente con gran éxito, al menos en nuestro caso.

Por otra parte, el usuario es capaz de orientar el dispositivo de VR hacia diferentes objetivos: barriles y marcadores de posición. En el primer caso, puede seleccionarse uno de los barriles distribuidos por el escenario para suspenderlo en el aire y lanzarlo hacia nuestro compañero de aventura para alimentarlo. No obstante, también puede dejarse caer en un lugar estratégico para favorecer el movimiento de la criatura. Los marcadores de posición, por su parte, son claves para avanzar por el escenario, pues el jugador no dispone de la capacidad para desplazarse caminando.

Señalando uno de estos marcadores nos teletransportaremos inmediatamente a esa posición, tanto en tierra firma como en el lomo o la cabeza de Trico, a la que es necesario desplazarse de manera progresiva y también mediante los fundidos a negro a los que hacíamos referencia antes. Para llamar la atención de la bestia el jugador dispone también de la habilidad de gritar, la herramienta más eficaz para hacer que el personaje avance hacia nuestra posición e incluso interactúe con nosotros.

En ocasiones tratará de tocarnos con sus patas y a veces agachará la cabeza para que podamos tocarlo con las manos. Aunque los brazos del protagonista no son visibles en la mayor parte de la demo, en este tipo de situaciones sí aparecerán ante nosotros para facilitar la interacción. Lo mismo ocurrirá en uno de los puzles a los que tenemos que enfrentarnos y en los que acabe accionar una palanca con la que abrir una compuerta.

Suponemos que esta decisión creativa obedece únicamente a que las breves secuencias en las que las manos del pequeño son indispensables serían poco creíbles visualmente si se prescindiera de ellas. En este sentido, creemos que los desarrolladores podrían haberse planteado incluso la posibilidad de mostrarnos permanentemente el cuerpo, los brazos y las manos del personaje, aunque el resultado ha sido igualmente satisfactorio estéticamente.

En cuanto a la capacidad de inmersión de esta experiencia no podemos sino alabar el trabajo llevado a cabo por Team ICO y Sony. El apartado gráfico ha sabido adaptarse perfectamente a la tecnología de realidad virtual y, además, lo ha hecho con la sensación de 3D y la profundidad que cabía esperar de una adaptación como esta. Los momentos en los que nos situamos sobre Trico y la criatura vuela o avanza por el escenario son absolutamente espectaculares y una muestra clara de lo que la realidad virtual puede aportar a un videojuego como The Last Guardian.

La demo ha llegado a PlayStation 4, además, completamente traducida al castellano en cuanto a menús e interfaz, por lo que aún resulta más sencillo afrontar este breve entretenimiento que nos mantendrá pegados al sillón durante diez minutos como máximo. Este breve toma de contacto se hace especialmente corta no solo por motivos evidentes, sino por la capacidad de los desarrolladores de confeccionar una experiencia para PlayStation VR que funciona excepcionalmente bien en todos sus aspectos.

Javier Castillo

Aquellos que disfrutaran de The Last Guardian hace un año harán lo propio con esta breve experiencia para la realidad virtual, que han sabido trasladar la esencia del título original a una propuesta desarrollada específicamente para PlayStation VR en la que el jugador vuelve a encarnar al niño protagonista, que nuevamente debe interactuar con Trico para progresar en la aventura. En esta ocasión, sin embargo, el único objetivo será avanzar por el escenario mediante un par de mecánicas perfectamente introducidas.

Es probable que la demo que ahora mismo puede descargarse gratuitamente desde PlayStation Store y que apenas dura unos minutos acabe convirtiéndose en la experiencia al completo. Sin embargo, el resultado es tan prometedor que nos alegraría enormemente comprobar cómo los responsables de esta adaptación al casco de realidad virtual de PlayStation deciden extender su idea a un juego más extenso que permita sumergirse definitivamente en el universo de The Last Guardian, que hemos podido tocar, respirar y sentir gracias a este pequeño aunque intenso divertimento.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar