Exploración sin límites

Nintendo parece haber puesto toda la carne en el asador para rediseñar el nuevo título de The Legend of Zelda para su consola de nueva generación. En vista a lo que hemos podido ver tanto en el E3 como en la preview celebrada recientemente en Madrid, Breath of the Wild apuesta muy fuerte por la exploración como punto de partida. Sin duda si alguien le puede quitar el protagonismo al clásico héroe de esta saga es esta característica unida a unos vastos escenarios que quitan el hipo. Sin embargo, habrá que esperar para disfrutarlo hasta marzo de 2017.

13224

Así que el reino de Hyrule toma unas dimensiones nunca antes vistas, con enormes páramos que pueden recorrerse de muchas formas distintas. A priori no hay obstáculos que impidan a Link ir de un lado a otro del mapa y hemos comprobado hasta cuatro formas de avanzar por el mismo. A pie con mayor o menor velocidad o escalando montañas y muros, en las que hay que destacar el nivel de fatiga en ambas; con un parapente podrá desplazarse rápidamente a cualquier lugar lejano; y por último y más curiosa, puede bajar las pendientes surfeando sobre su escudo. Exacto. Has leído bien. Link puede subirse a su escudo y desplazarse a gran velocidad como si de un trineo se tratase.

La extensión del escenario, bastante abrumador, hace que todas estas nuevas características tengan sentido y permitan al jugador moverse como desee, combinándolas de forma excepcional y divertida. Además no hay que olvidar que, aunque no lo hemos podido ver, Link tendrá un caballo salvaje, posiblemente un guiño, o no, a Epona, el fiel corcel que ha acompañado a nuestro héroe en otros tiempos.



Pero Hyrule está formado por diferentes ecosistemas que ofrecen dinamismo y dan vida propia al videojuego. No está basado en inmensas praderas con hierba alta, sino que presenta una gran variedad de hábitats. El nuevo Link es sensible a la temperatura así que en las tierras nevadas puede morir si no está bien equipado. Otra opción es cocinar chilis para entrar en calor antes de adentrarse en estas tundras heladas. Este alimento proporciona a nuestro protagonista una resistencia durante horas al gélido frío. El agua no podía faltar a lo ancho y largo de estas llanuras. Sí, Link también sabe nadar. Y donde hay agua, hay vida y por tanto fauna salvaje que podrá cazar para alimentarse. Esta nueva función dice adiós con nostalgia a los clásicos corazones. Link recupera vida cocinando y comiendo, por lo que es importante mantener la "despensa" con provisiones.

En este sentido, Breath of the Wind ha tomado más aspectos de los RPGs con un inventario dividido por categorías para equipar a Link acorde a las circunstancias. Recoge distintas armas, alimentos y materiales para construir. Con un hacha se pueden talar árboles, pero ¿con qué objetivo? En 35 minutos que dura la demo hay que reconocer que no da tiempo a sacarle todo el partido al juego, ya que la totalidad de la misma es de 5 horas, lo que supone únicamente el dos por ciento del juego final. Esta frase, contundente, nos obliga a imaginarnos las miles de posibilidades que nos ofrecerá la nueva generación de Zelda.

No obstante, en las mecánicas de lucha pudimos comprobar muchas estrategias de combate junto a los saltos o incluso planeando con el parapente y disparando flechas mientras cae desde las alturas. El fuego también puede ser usado con una flecha para ocasionar espectaculares explosiones y nos llamó la atención que puede extenderse en el entorno arrasando todo a su paso.

En definitiva, la jugabilidad es una delicia con muchas posibilidades que el jugador irá descubriendo con cada paso que da. Link también puede ser sigiloso y cuenta con bombas y un poder para mover objetos metálicos que será muy útil para resolver los puzles o las más de 100 mazmorras que le esperan en esta aventura. Por ejemplo, mover una trampilla para acceder a un pasadizo secreto o utilizar una plataforma para llegar al otro extremo. Todo esto da el poder de decisión al jugador para empezar por donde quiera, con libertad absoluta en un mundo tremendamente grande

Respecto a la historia, poco podemos decir, ya que incluso eliminaron personajes de la demo para evitar spoilers sobre la trama argumental. Link se despierta tras 100 años de letargo y escucha una voz que le guía y le repite "Recuerda, Link". Hyrule está en peligro por una bestia y el protagonista tiene que evitar la destrucción que se avecina antes de que sea demasiado tarde. Lo más destacado del juego es que teniendo en cuenta esa libertad que se le ofrece al jugador, podrá alcanzar el final del juego sin completar la historia. Es decir, ir directamente al desenlace. El apartado gráfico es estéticamente amable y un juego bonito para disfrutarlo, también en familia. 

Raquel Morales

 

 

Realmente las posibilidades parecen infinitas en este The Legend of Zelda. Extensos escenarios, diversidad, satisfactoria jugabilidad y muchas horas hay detrás de este videojuego. Entrará en la nueva generación por la puerta grande uniéndose al mundo abierto de forma extraordinaria. Consta además de una estética muy amable para todos los públicos que esperemos que vaya acompañado por una buena banda sonora. Los fans de la saga se sorprenderán de la reinvención que han hecho, pero pasará las críticas con buena nota.   

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Saga The Legend of Zelda

El juego también será compatible con amiibo

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar