El universo Warhammer en guerra

11928

La serie de estrategia Total War se está conviertiendo en una de las más prolíficas de los últimos tiempo, y es que cuando se publique esta entrega, habrán salido al mercado diez entregas principales en dieciséis años, además de varios spin offs que han alimentado a la franquicia entre lanzamientos.

Ahora, Creative Assembly, empresa subsidiaria de SEGA, deja a un lado las ambientaciones históricas (anteriormente había pasado por el Imperio Romano, las guerras napoleónicas, el Japón feudal o la Edad Media) para adentrarse en el rico mundo de fantasía creado por Games Workshop para sus juegos de mesa y rol. La realidad se echa a un lado para dejar su sitio a otros seres y criaturas que nada tienen que ver con lo que la saga ha visto hasta ahora.

SEGA tiene previsto establecer y continuar una interesante relación con Warhammer, ya que Total War adaptará toda una trilogía. Por tanto, esta que nos ocupa, y que llegará el próximo 24 de mayo, es solo la primera de ellas.




Que la serie deje de tomar a la historia como fuente para dar vida a sus juegos es algo más que representativo, y ciertamente, la llevará por un camino nuevo. Total War: Warhammer tendrá ciertas particularidades no vistas hasta ahora, como por ejemplo es el uso de la magia o la aparición de las primeras criaturas voladoras, como dragones o grifos, que ofrecerán una dimensión diferente al terreno.

De entre todo el rico mundo de Warhammer, el jugador podrá elegir cuatro facciones diferentes: el Imperio, Los Pieles Verdes, los Enanos y los Condes Vampiro. Cada una se encuentra emplazada en un lugar del mapa y tiene su tipo de ejército personalizado en base a la fantasía de los juegos de mesa; por ejemplo, los Pieles Verdes cuentan con trolls, gigantes o arañas, los enanos tienen tecnología… Además, para quien reserve el juego antes de la fecha de salida, también estará disponible una quinta facción, la de los Guerreros del Caos, y en el futuro llegará otra, que todavía no se ha detallado, de forma totalmente gratuita. Y es que el juego tiene previsto ampliarse periódicamente con contenido que no requerirá más desembolso al jugador.

El mapa de esta entrega, tendrá una estructura parecida al de Attila, la más reciente, pero tendrá una particularidad interesante: los efectos atmosféricos cambiarán dinámicamente y recorrerán todo el escenario. Así, en una parte puede estar despejado mientras que en otra está lloviendo. Además, también hará acto de presencia la corrupción, que es una alteración para facciones como los Condes Vampiro o los Guerreros del Caos. Crecerá cuanto mayor sea el esplendor de esa raza y hará que los entornos se modifiquen, ayudándoles a conquistar zonas sin la necesidad de utilizar un gran ejército. Pero más allá de ser una bonificación, será algo necesario de desarrollar, ya que de no pasar por zonas corruptas, los no muertos se quemarán tan solo por transitar.



El desarrollo del juego será similar al de cualquier otro de la franquicia Total War. La preparación de los ejércitos tendrá lugar por tunos, pero cuando dos facciones se encuentren en el campo de batalla, el enfrentamiento transcurre a tiempo real. Además, las campañas se estructurarán en misiones que desbloquearán habilidades tras vencer determinados enfrentamientos.

Las mecánicas también serán habituales para los aficionados, puesto que se basarán en la gestión de asentamientos con posibilidad de crear edificios, utilizar las relaciones diplomáticas o crear diferentes pelotones de soldados, entre otras posibilidades. Sin embargo, se aprovecharán de este mundo para presentar nuevas posibilidades, como la inclusión de héroes que luchan en el bando del jugador y pueden recibir daños, pero no mueren definitivamente. Se los identifica por que llevan un nombre propio, como es el caso de Karl Franz, que pone sus armas al servicio del bando humano, es decir el Imperio.

Además, la campaña de cada facción tendrá ciertas particularidades, como el sistema "Waaaagh" de los Pieles Verdes, que los incita a estar constantemente en el campo de batalla, la citada corrupción y la posibilidad de usar magia o la usencia de ella, dependiendo de la facción.

Rubén García.

Creative Assembly no parece dispuesta a dejar que su franquicia Total War se quede atascada y está preparando una pequeña revolución enl a fórmula. Ciertamente le resultará familiar al jugador habitual, pero el universo Warhammer es un elemento diferencial lo suficientemente grande como para darle un aire nuevo, y además con mucho gancho. En poco más de un mes veremos qué tal conjugan los nuevos elementos como la magia o los seres voladores con una marca tan apegada a la historia y la realidad hasta ahora, pero a priori nos convence.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Saga Total War

Total War: Attila

El canal de YouTube del juego ha publicado vídeos con el desarrollo de las cuatro campañas.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar