Terror en 360 grados

Until Dawn regresa en forma de título para realidad virtual. Rush of Blood ofrece una interesante propuesta en la que el usuario se sumerge dentro de la típica atracción del tren de la bruja donde vivirá verdaderos episodios que podían provocar un infarto. A eso se le une la introducción de elementos de acción. Un giro que hace que esta saga experimente una verdadera experiencia de inmersión en un escenario que pondrá a prueba nuestros nervios.

12368

Los que jugasteis al primer Until Dawn ya podéis olvidaros de una posible secuela. Rush of Blood es más bien un spin- off con la figura del psicópata como única referencia al anterior título. Si en el primer videojuego de esta franquicia la toma de decisiones típica de las aventuras gráficas era la nota dominante, ahora es la acción la que se suma al terror para hacernos vivir una experiencia de inmersión en la que tendremos que poner a prueba nuestra puntería.

Escenarios muy bien trabajados con una excelente ambientación musical. Un oscuro argumento y por supuesto, zombies y jefes al final de cada nivel. Estas son las propuestas de Until Dawn: Rush of Blood en su desembarco en realidad virtual. ¿Cómo? ¿No te habías enterado? Este juego es una apuesta de esta saga por el universo VR.

Un típico feriante de esos que siempre nos engaña, nos ofrece montarnos en su atracción: el típico tren de la bruja que tanto hemos visto en las fiestas populares de nuestras ciudades. ¿Qué podría salir mal? Pues que este extraño nos explica una nueva regla de esta atracción: hemos inhalado un gas que nos va a hacer ver cosas raras. Eso sí, podremos defendernos de estas extrañas criaturas con dos armas en cada mano, para manejarlas tendremos que usar los PlayStation Move que harán las veces de pistolas o cañones recortados.

Una vez aceptadas, de forma totalmente involuntaria, estas reglas, comienza la atracción. Dentro de este vagón nos sumergimos en una atracción que se antoja muy, muy terrorífica. Mucha oscuridad, cosas que no conocemos y un gas circulando nuestro interior que hace que le protagonista esté muy nervioso. Una tensión que se consigue transmitir al jugador que se ve dentro de unas instalaciones que no conoce y en donde en cualquier momento puede aparecer cualquier cosa.

Y así ocurre, el vagón en el que vamos montados de repente empieza a detenerse lentamente y el jugador siente que esto no es bueno. Las ruedas pierden velocidad y se nos anuncia que esta carretilla va a detenerse metiéndonos de lleno en un buen lío. Efectivamente, poco a poco comienzan a salir zombies (o vaya usted a saber qué teniendo en cuenta lo que nos han metido en el cuerpo). Aunque da igual lo que realmente sean estos muertos vivientes, en cualquier caso van a hacernos bajar de la atracción antes de tiempo en una bolsa de plástico. No nos queda otra que disparar, ¿recuerdas los PlayStation Move?

Pero no te preocupes, Sony sabe que la realidad virtual aún está en pañales por lo que ha introducido una mecánica sencilla en los tiroteos. Acabar con los enemigos será muy sencillo y bastará prácticamente con levantar el mando en dirección a los zombies y apretar el botón, ni siquiera se nos pide disparar a la cabeza. ¿Quiere esto decir que la jugabilidad de Rush of Blood va a ser fácil? No, ni mucho menos. Hemos dicho que apuntar no entrañará demasiada dificultad, pero al jugador le toca demostrar su pericia y habilidad dentro de este mundo virtual.

Por ejemplo durante los tiroteos no será difícil que de repente se nos presente un obstáculo en nuestro camino sin que nos demos cuenta. Habrá que reaccionar rápido y esquivarlos antes de que estos finalicen nuestra partida antes de tiempo. Eso por no hablar de los “cálidos abrazos” que nos quieren dar estos enemigos en forma de zombies. Disparar no siempre  va a ser la clave y quiere a veces habrá que escapar de peligro antes que destruirlo.

Tras estas hordas de zombies, el jugador se enfrentará con un jefe final en cada nivel. Por supuesto, la dificultad en este combate se incrementará bastante y habrá que demostrar lo buenos que somos manejando armas antes de dar por hecho que tendremos éxito en esta tarea. Y recuerda, habilidad, mucha habilidad. Habrá que esquivar muchas cosas, estar atento en cada segundo de estos combates para que nada nos sorprenda y nos mande a casa en forma de urna de cenizas.

Retomando la ambientación del juego es llamativo cómo Rush of Blood consigue transmitir una experiencia de terror. Los jugadores vivirán en tensión como hemos dicho a lo largo de esta peculiar atracción que nos llevará por sitios tan pintorescos como un matadero en donde los cerdos gritan de fondo haciéndonos entender que es posible que nosotros corramos la misma suerte. Tanto los sonidos como la oscuridad del mapa harán que queramos salir corriendo y buscar otra feria menos tenebrosa. Pero tranquilos, recordad que lleváis un arma en cada mano que os protegerán de cualquier maldad.

En cuanto al modo de juego, como ya habréis imaginado Rush of Blood es más bien un shooter de terror que un survival con tintes de aventura gráfica como el primero. La toma de decisiones prácticamente desaparece y los disparos se ponen al frente. De hecho no encontraremos ninguna referencia al anterior juego de esta franquicia más allá del payaso psicópata, el cual se presenta como el villano principal de este título. Todo un spin- off enfocado a la realidad virtual con una nueva narrativa distinta para aprovechar las capacidades de estos dispositivos.

Esto es todo un punto a favor de los desarrolladores de Rush of Blood ya que han conseguido un producto nuevo, vale que sin referencias al primer juego y que lo deja atrás. Pero recordemos que la realidad virtual es una nueva forma de entender las cosas y que no puede mantener al 100% las mismas reglas que las anteriores plataformas. Hay que ofrecer juegos adaptados a este mundo y sinceramente Rush of Blood lo ha conseguido.

En cuanto a la duración habrá aproximadamente unos siete niveles con una duración de hasta 15 minutos por cada uno de ellos. Puede parecer breve, pero volvemos a recordar que la realidad virtual viene a ofrecernos experiencias y esto lo consigue. Al igual que en videojuegos deportivos no pedimos una larga historia, en este caso es el mismo. La misión de Rush of Blood es hacernos vivir lo que supondría sumergirnos en una película de terror y esto lo consigue.

Una buena forma de pasar las noches junto a tus amigos y generar muchas risas. Seguro que incluso cuando os veáis sumergidos en este universo, lo que dure la campaña es lo de menos y la repetiréis más de una vez para vivir de nuevo estas sensaciones.

Until Dawn Rush of Blood ha cumplido con la primera misión de la realidad virtual: hacernos vivir experiencias. Una ruptura con su anterior juego y que sumergirá a los jugadores dentro de una auténtica película de terror. La primera persona, la ambientación de los escenarios y los sonidos contribuirán a aislarnos del mundo exterior y centrarnos en este. Una oportunidad de poner a prueba nuestros nervios y demostrar que tenemos puntería.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Until Dawn
Agony

Más que una secuela, Rush of Blood será un spin- off

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar