¿Quieres ser un vampiro?

Los responsables del genial Life is Strange vuelven a la carga, esta vez con una aventura centrada en el género de los vampiros que promete darle la vuelta a todo lo que conocemos del rol y la toma de decisiones en los videojuegos. Bienvenido al Londres de 1920. Bienvenido a Vampyr.

13196

Jonathan Reid se encargaba de salvar vidas durante la Primera Guerra Mundial, sólo para volver a una ciudad de Londres que está siendo asolada por la terrible Gripe Española. Sin embargo, éste no es el mayor de sus problemas, pues durante la guerra se ha convertido en nada menos que un vampiro, sed de sangre incluida.

De esta manera, Reid debe recorrer una ciudad moribunda en busca de presas de las que alimentarse, mientras se debate si rendirse a su condición vampírica o mantenerse fiel al juramento hipocrático, que le impide tomar ninguna vida. Una importante decisión que protagonizará todo el desarrollo de Vampyr.

Por suerte o por desgracia, esta decisión recaerá en nuestras manos, mientras recorremos Londres buscando a las víctimas ideales para satisfacer nuestra sed de sangre. A tal efecto debemos realizar una exhaustiva tarea de investigación en cada uno de nuestros objetivos, ya sea estudiando sus hábitos, coleccionando pistas o hablando con otros personajes para conseguir información. De esta manera, una vez decidamos pasar al ataque, tendremos las mejores probabilidades de no ser descubierto y levantar las mínimas sospechas.

A la hora de elegir nuestros objetivos, Vampyr lo tiene muy claro: cualquier habitante de la representación del Londres de los años veinte puede ser una víctima de nuestra condición vampírica, y cada uno de ellos tiene una historia de fondo que impactará en el argumento en caso de que decidamos tomar su vida. Siguiendo la leyenda clásica de los vampiros, Reid sólo podrá entrar en una casa si es invitado, y tomará el último pensamiento de aquella persona de la que beba sangre.

Cuando bebamos la sangre de un humano, adquiriremos un nuevo poder vampírico para ayudarnos en la siguiente caza. Por ejemplo, Mesmerizar nos permite controlar a aquellos objetivos más débiles para que revelen información o se trasladen a un rincón donde asesinarlos sin despertar sospechas. Sin embargo, en Vampyr no todo será una masacre indiscriminada.

Y es que el juramento hipocrático del protagonista le conmina a no quitar una vida, y existe la posibilidad de superar el juego sin que un solo londinense muera en el proceso. Sin embargo, al no acabar con nadie no subiremos de nivel, y por tanto la dificultad del juego será mayor. En esta vertiente de doctor, podremos curar a las personas más enfermas para conseguir mejores resultados, dentro de un mapa que nos muestra los distritos más y menos afectados por la Gripe Española.

Pero Reid no será el único vampiro en Londres, y es que se trata de una raza muy extendida en la ciudad. Algunos mantendrán su aspecto humano, mientras que otros sufrirán toda clase de mutaciones que les hará más peligrosos. Para luchar contra ellos podremos hacer uso de armas cuerpo a cuerpo improvisadas que podremos mejorar mediante crafteo, así como utilizar armas de fuego. Sería lógico usar artefactos como ajo o agua bendita para combatirlos, pero la condición del protagonista le impide usar este tipo de armas.

Sí que podremos usar sus poderes vampíricos, que por ejemplo le pueden dotar de fuerza sobrehumana, agilidad extra o incluso invulnerabilidad, al coste de ir perdiendo vitalidad poco a poco, que sólo recuperaremos si bebemos sangre.

Alejandro Díaz

Los relatos vampíricos parecen haber pasado de moda, pero el estudio Dontnod Entertainment se ha propuesto lanzar al mercado un videojuego que resucite estos personajes en toda su gloria, utilizando al pie de la letra las leyendas surgidas en historias como Drácula.

De esta manera, a simple vista nos encontramos con un videojuego que aprovechará su potencial de investigación y RPG más allá del mero combatir y explorar escenarios, en un entorno que promete sacarnos más de un escalofrío, con una historia detrás capaz de asustarnos y emocionarnos al mismo tiempo. ¿Segarás vidas o te mantendrás fiel al juramento hipocrático? Lo descubriremos cuando Vampyr vea la luz en 2017.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Remember Me
Life is strange

En su desarrollo se sopesó la posibilidad de ambientarlo en Estados Unidos durante la década de los '50. ¿Para una posible secuela?

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar