Hackeo avanzado, volumen 2

Tras vivir la aventura de Aiden Pearce en Chicago mientras éste intentaba descubrir el complot detrás del asesinato de su sobrina, cambiamos completamente de escenario para enfrentarnos a Watch Dogs 2, que promete ser mejor, más grande, y sobre todo, redimir los fallos de su predecesor. En este avance, te contamos por qué está segunda parte será todo lo que Watch Dogs no fue.

13223

Si en el país de los ciegos, el tuerto es el rey, Marcus Holloway bien podría ser el rey de San Francisco. Y es que se trata de uno de los más talentosos hackers de la ciudad que ha dado origen a tantísimos avances tecnológicos, pero de nada sirve cuando cTOS 2.0, un sistema utilizado para vigilar a la población, domina por completo la vida de los habitantes de esta urbe norteamericana.

Pero donde se alza un sistema despótico, siempre surge una revolución, en la forma de DedSec. Este grupo de hackers reclutará a Marcus como una de sus principales armas en la lucha contra cTOS 2.0, tras la cual esperan poder liberar a San Francisco de su influencia criminal. Y, por supuesto, no lo podrán conseguir sin nuestra ayuda.

Antes de pasar a analizar las claves que hacen de Watch Dogs 2 uno de los más esperados títulos que fueron presentados durante este segundo tercio de 2016, debemos dejar claro algo: Este título parece extrañarse por completo de Watch Dogs, si bien es obvio que las comparaciones son inevitables, pero intentaremos no vernos sesgados por lo que pudo ser y no fue dicha primera entrega. Dicho esto, veamos por qué esta secuela va a ser uno de los grandes éxitos de Ubisoft este año.

De inicio, la libertad será una de sus principales claves. Y es que, aún dentro del género del sandbox, pretende otorgarnos un enorme escenario que recorrer, compuesto a su vez de diferentes ambientes. Por un lado tenemos la bulliciosa y colorida San Francisco, repleta de vida y cosas que hacer. Asimismo, podremos visitar su faceta industrial en la zona de Oakland, de la cual también tendremos acceso a los suburbios. De igual manera, podremos aislarnos de tantísima tecnología en los parajes naturales de Marin, para después llegar hasta Silicon Valley, cuna de las revoluciones tecnológicos de las últimas décadas.

Puede que haya muchos lugares por visitar en Watch Dogs 2, y más cosas que hacer, pero la meta estará muy clara: hacer que DedSec medre y termine derrocando al sistema criminal cTOS 2.0, para lo cual haremos uso de nuestra mayor arma: el dominio de la informática. Y es que Marcus Holloway, protagonista del título, tendrá a su disposición todo un arsenal de posibilidades cuando se trata de hackear y utilizar la tecnología a su favor.

Por ejemplo, y como ya vimos en Watch Dogs, podremos hacer uso de nuestro smartphone para introducirnos en cualquier dispositivo cercano que esté conectado a la red, y así alterar su funcionamiento a nuestro favor. Esto pasa de los clásicos semáforos o cajeros automáticos a grúas o vehículos automatizados. Entre éstos últimos, destacarán los drones, que podrán mover mercancía para nosotros o distraer a nuestros enemigos mientras damos el golpe maestro.

Gracias a esta multiplicidad de posibilidades, podremos elegir al milímetro cómo afrontamos cada misión. Así, podremos utilizar nuestro portátil para preparar el terreno y alcanzar nuestro objetivo sin acabar con una sola vida, o por lo contrario utilizar una impresora 3D para crear un arma de gran calibre e ir de cabeza contra nuestros rivales. Las opciones son infinitas, así como nuestras aptitudes.

Pero no sólo estaremos acompañados por tecnología en esta lucha, pues gracias a DedSec contaremos con diferentes aliados en cada misión, que nos ayudarán cuando la cosa se ponga fea, en función de las diferentes aptitudes de cada uno. Y aún hay más, pues la campaña individual dará acceso al resto de jugadores de Watch Dogs 2, tanto en forma cooperativa como para partidas competitivas, donde las posibilidades se multiplicarán aún más. Aún no sabemos mucho del sistema de misiones, pero todo apunta a que se multiplicarán en número y variedad, haciendo posible que le demos uso a tantísimas rutas de acción.

Sin embargo, no todo puede ser positivo, y es que parece que uno de los grandes defectos de su predecesor se mantiene en esta segunda entrega. Por desgracia, los gráficos que hemos podido ver en los diferenets adelantos publicados hasta ahora dejan mucho que desear en lo que respecta a un título de nueva generación, y que bien podría ser óbice de un nuevo fracaso en la franquicia.

Alejandro Díaz

No podríamos tener más ganas de que llegue el próximo 11 de noviembre, y es que Watch Dogs 2 promete, más allá de ser el sandbox del año, brindarnos la oportunidad de experimentar con características que nunca habíamos visto en un videojuego, y que fueron introducidas, pero tristemente desaprovechadas, en la primera entrega.

Sin duda Watch Dogs 2 tiene aún mucho recorrido por delante hasta conseguir que los aficionados confíen en la franquicia, pero parece que Ubisoft ha comenzado el camino con buen pie. Sin embargo, como ya hemos dicho, es necesario que el sistema de gráfcios evolucione y se adapte a las consolas y ordenadores de nueva generación, o el éxito se quedará muy lejos.

 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Watch Dogs
The Division

El parkour , capturado al milímetro, será clave para movernos por los diferentes escenarios.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar