10 películas de terror que sorprendentemente no son para mayores de 18

Al ser humano, por lo que sea, parece ser que por las sustancias placenteras que segrega el cerebro para mitigar estados de tensión, le entusiasma pasar miedo. Es decir, mientras lo tenga controlado, claro. Por ejemplo, viendo una película. Una buena cinta de terror es esa que no te deja pegar ojo en toda la noche. Puede que muestre cosas horribles, o peor, que solo las insinúe, pero está claro que son para paladares adultos. Los menores no deberían ver cosas que les puedan dejar impresionados. Aunque en algunos casos no fue así.

Varias conocidas películas adscritas al género del terror no llegaron a recibir en Estados Unidos la calificación R, que restringe su visionado a mayores de edad en salas de cine. En algunos casos se comprende, porque algunas películas que las recibieron tienen elementos seriamente impresionables, pero tampoco llegan a ser consideradas de por sí como de miedo porque priman otros aspectos como pueda ser la comedia negra.

En otros casos, en cambio, no se entiende muy bien la algo más permisiva calificación que obtuvieron las películas que lista Watchmojo en este vídeo, una de sus habituales relaciones temáticas que en este caso recoge 10 películas de terror que no pusieron especiales trabas a menores de edad para su visionado. Son las siguientes:

 

 

10. Tiburón (1975)
9. Mamá (2013)
8. Payasos asesinos del espacio exterior (1988)
7. Ouija, el origen del mal (2016)
6. Fuego en el cielo (1993)
5. Arrástrame al infierno (2009)
4. Insidious (2010)
3. El grito (2004)
2. The Ring (2002)
1. El sexto sentido (1999)

¿Has visto alguna siendo un chaval?

Cerrar