10 supervillanos de Marvel que queremos en el cine

Diez supervillanos de Marvel que queremos en el cine

Qué lejanos parecen aquellos días en los que se rumoreaba que Iron Man iba a tener una película con Tom Cruise haciendo de Tony Stark, cuando los grandes proyectos de cine relacionados con Marvel eran la película de Spiderman de James Cameron que nunca llegaba y la película de Los 4 Fantásticos de Chris Columbus que tampoco llegaba nunca. Dos décadas después resulta que Marvel Studios es el goliat del cine superheróico y está llevando sus propiedades a la gran pantalla como si no hubiera un mañana. Por nosotros que no decaiga la fiesta, es más, hay más personajes que queremos ver. Concretamente, supervillanos.

No es que los pidamos nosotros. Los propone, creemos que con mucho acierto, la web Cinema Blend, que se ha trabajado esta lista de 10 villanos Marvel que deberían saltar a la gran pantalla. Con la particularidad de que algunos de ellos están sonando ya, a alguno que otro lo hemos visto de paisano, algunos no han salido por los pelos y otros tienen ya el camino allanado. Veamos qué puede ofrecer todavía la flor y nata de la maldad en la Casa de las Ideas:



Dormammu: El Doctor Extraño se las vió con esta entidad malvada de la Dimensión Oscura en sus inicios y desde entonces trata de acceder a la Tierra, un terreno que le está prohibido. Se rumorea que puede haber cuanto menos una mención en Doctor Strange para prepararle el debut en una secuela.



M.O.D.O.K.: Las siglas que definen a este ser artificial creado por I.M.A. (Ideas Mecánicas Avanzadas, un grupo terrorista) son Mental Organism Designed Only for Killing (Organismo Mental Diseñado Solo para Matar). Esto se traduce en un grotesco ser que es todo cabeza prácticamente pero que posee grandes poderes psiónicos. M.O.D.O.K. tiene en el Capitán América a uno de sus mayores enemigos, aunque el status actual del personaje en el cine se lo pone un poco complicado.



Mysterio: El Amo de la Ilusión es en realidad Quentin Beck, un especialista de efectos visuales dado al crimen al que Spiderman ha parado los pies una y otra vez. Tenía previsto un cameo en el Spiderman 4 de Sam Raimi interpretado por Bruce Campbell y es miembro de los Seis Siniestros, pero puede que una hipotética secuela de Spider-Man: Homecoming lo traiga al celuloide.



Fuego Cruzado (Crossfire): William Cross es un mercenario con implantes cibernéticos que le hacen letal. Si te suena el apellido es porque es familia de Darren Cross, el Chaqueta Amarilla de Ant-Man, lo que le da pase para esta franquicia.



Mefisto: ¿Quién dijo que el demonio no ronda por el Universo Marvel? Mefisto es una entidad extraplanar de poder casi ilimitado que se sirve de engaños para recolectar almas de los seres más poderosos. Se rumorea que puede ser el antagonista de Los Defensores, de Netflix, y dado que puede adoptar cualquier forma, que Sigourney Weaver sea un avatar del maligno sería un interesante giro de los acontecimientos. Atención a su posible inclusión porque en El Guantelete del Infinito juega un cierto papel como consejero de Thanos.



El Supervisor (Taskmaster): Solo por cuestiones de presupuesto no hemos visto ya al Supervisor enfrentado a Masacre en Deadpool, porque de hecho, figuraba como villano en el guión. Pero este mercenario con memoria fotográfica capaz de imitar cualquier técnica de sus rivales tiene muchos números para aparecer en Deadpool 2.



Piedra Lunar (Moonstone): La psicóloga Karla Sofen ganó el poder de volar y lanzar rayos de energía por obra y gracia de una joya alienígena. Su historial de enfrentamientos con Carol Danvers la convierte en la antagonista perfecta para la película de la Capitana Marvel.



Kraven el Cazador: Sergei Kravinoff también ha sonado para enfrentarse a Spiderman alguna vez. Empezó como villano de tercera fila, pero tras “La última cacería de Kraven” Jean-Marc DeMatteis le llevó a su cima al inflingir su mayor derrota al trepamuros. Si ha de salir en películas, ha de ser de la mano de Spiderman, eso es innegociable.



El Líder: El archienemigo de Hulk es justo lo contrario a él. Mientras el coloso esmeralda es todo fuerza, El Líder es todo inteligencia. Y ya lo hemos visto, o al menos a Samuel Stern, su identidad civil, en El Increíble Hulk, donde en sus compases finales su cerebro quedaba expuesto a un suero gamma empezando la mutación.



Los Skrulls: Los alienígenas invasores por antonomasia de Marvel están ligados a Los 4 Fantásticos, y eso es mal negocio para Marvel Studios, a quienes vendría muy bien su capacidad metamórfica para adaptar Invasión Secreta. Además, el Super-Skrull, con todos los poderes de los 4F más un quinto de regalo aparte de su habilidad cambiaformas, es siempre un enemigo temible.

¿A quién añadirías?

Cerrar