15 fallos que hay en películas de superhéroes, intencionados o no

Hay varias maneras de disfrutar de una película superhéroes. Te puedes dejar llevar simplemente, o puedes prestar atención para no perderte un solo detalle. Como por ejemplo, en Vengadores: Infinity War, donde ambas filosofías serán, sin duda, más que bienvenidas, debido a la cantidad de personajes y la epicidad que se le atribuye, en principio, al film de los hermanos Russo. Sí señor, seguro que habrá errores en los que puedas reparar.

Si optas por la segunda opción, ya sea en el estreno o en un revisionado, puedes calentar de antemano tu ojo clínico intentando cazar al vuelo los fallos que han cometido varias de las películas más famosas del género. Los gazapos no son ajenos a estas cosas, sobre todo cuando juegas con complejas líneas temporales que hay que entretejer entre varias películas.

Pero si puedes ver nítidamente estos 15 errores que nos trae Screen Rant, estarás a punto para que no se te escape nada. Especialmente porque algunos están de manera intencionada en el metraje final, son fallos que no se tuvieron en cuenta y a los que se han dado la vuelta, o escenas improvisadas que quedaron tan bien que al final se conservaron. Son 10 fallos no intencionados y 5 que pudieron salvarse y que verás a continuación:

Black Panther (accidental): Los zapatos sin sonido de Black Panther sí hacen sonido cuando los usa a mitad de película.

Wonder Woman (accidental): Steve Trevor era un hombre adelantado a su tiempo, ya que tanto los relojes de cuarzo como las cremalleras son posteriores a la acción.

Guardianes de la Galaxia (a propósito): La hilarante escena en la que Star Lord deja caer la Gema del Infinito por hacer el payaso no estaba planeada, sucedió así.

Batman v Superman (accidente): El rifle que Batman lleva en su visión cambia de lado mágicamente hasta finalmente desaparecer en el aire.

Guardianes de la Galaxia Vol. 2 (accidente): Stan Lee les habla a los Vigilantes de cuando fue repartidor de FedEx, pero eso sucedería posteriormente en la cronología.

El Caballero Oscuro (a propósito): Heath Ledger se sorprende genuinamente de la última explosión, que se había quedado retardada.

X-Men Orígenes: Lobezno (accidente): Esta película hace mal muchas cosas, una de ellas conducir en sentido contrario en Nueva Zelanda.

Doctor Strange (accidente): Por muy buen actor que sea Benedict Cumberbatch, su proceder en el quirófano hizo revolerse a cirujanos de verdad.

Capitán América: El primer Vengador (a propósito): Cuando Peggy Carter toca los pectorales el nuevo y fornido Steve Rogers, es un momento que no está en el guión. Se debió a que Hayley Atwell no pudo resistirse, como confesó luego.

Guardianes de la Galaxia (accidente): La cinta de Peter Quill con su Awesome Mix Vol. 1 es fantástica en más de un sentido. Las TDK CDing II salieron 5 años después de cuando la recibió en el film.

Liga de la Justicia (accidente): Superman tiene muchos poderes, pero el supersecado rápido de pantalones tras ser sumergido en agua no era uno.

Los Vengadores (a propósito): Robert Downey Jr. siempre se las apañaba para esconder algo de picar en el set. Incluso lo coló en la escena del laboratorio, cuando ofrece un arándano a Bruce Banner.

Spider-Man: Homecoming (accidente): Los hechos de Civil War que Peter graba con su cámara no se ajustan a como sucedieron en la película y dice «Hola a todos» antes de tiempo.

Deadpool (accidente): Wade se corta el brazo izquierdo para escapar de Coloso, pero luego le falta el derecho. Además, la foto que se saca con Vanessa en Navidad es diferente a la que luego puede verse.

Thor (a propósito): El Guantelete del Infinito se vio de refilón en la colección de Odín, en un momento en el que ni Infinity War ni la trama de las Gemas del Infinito estaban en marcha. Thor: Ragnarok lo arregló dejando claro que era una imitación.


 

Cerrar