6 clichés del anime que nunca llegan a cansar

Los animes siempre nos han dado muchas alegrías, pues el uso de escenas cargadas de humor y acción son de lo más normal del mundo. Pero esto no se consigue de cualquier forma, no, muchas veces se recurre a ciertos clichés o topicazos que ya son toda una tradición en cualquier serie de anime que se precie. Hoy nos centramos en los seis de los más comunes y con más chicha, de los que también se hace eco el portal Dorkly.

1. Superpoderes suicidas

Como ya sabes, las luchas y batallas casi imposibles de ganar son una constante en cualquier serie de anime que contenga algún tipo de personaje superheróico. Pero claro, a pesar de los grandes poderes que suelen amasar los protagonistas, es muy habitual que, en un momento determinado, aparezca un enemigo que es casi imposible de derrotar. Esto, además de crear una tensión necesaria que puede resolverse con escenas de lo más locas y graciosas, también puede suponer la muerte o casi muerte del protagonista al realizar una técnica súperpotente pero muy peligrosa. Y lo que había comenzado con risas y lágrimas de alegría termina por dejarnos absolutamente chafados.

2. Villanos andróginos

La crueldad, la maldad y la locura son características que se asocian frecuentemente con los villanos con más personalidad de los animes. Muchos de ellos poseen un aspecto andrógino exagerado y también una vanidad tan enorme que provoca ataques de risa. Muchos de estos antagonistas podrían salir en un anuncio de Calvin Klein o Pantene y nadie se extrañaría ni lo más mínimo. En ocasiones, son tan presumidos que su aspecto físico llega a ser su punto más débil, provocando que el héroe se aproveche de la ocasión para llenar su orgullo y darles una buena lección.

3. El pervertido aceptable

Sin duda, este es uno de los esterotipos más extendidos dentro de los personajes de anime. Generalmente son hombres jóvenes o adolescentes con poca experiencia sexual que viven por y para adorar el cuerpo feminino en su forma desnuda. Generalmente, también se asocia este tipo de personajes con un talante alocado, despreocupado y divertido, que te hacen reír en más de una ocasión, pues las situaciones tan disparatadas en las que se ven envueltos por culpa de sus mentes enfermas son de traca. Pero claro, como no podía ser de otra forma, su “pervertida curiosidad” siempre se castiga, dándoles su merecido: bofetadas, vuelos por los aires o incluso la pérdida de vista momentánea.

4. Saltos en el tiempo

Los animes de “superhéroes” se caracterizan por presentar la historia de sus protagonistas de una forma no lineal, con abundantes saltos en el tiempo que te dan a conocer sus entrenamientos, su preparación e incluso te pueden ofrecer vistazos de su vida pasada (niñez, adolescencia…). De esta forma puedes ver su progreso y comparar sus etapas iniciales con el poder que han alcanzado en la actualidad.

5. Rivalidades “de colores”

El uso del color en los anime puede ser tan sutil como generalista, y se usa muchísimo para definir la personalidad de diferentes pesonajes (generalmente protagonista y antagonista) para diferenciar sus personalidades contradictorias. Así, el rojo se usa para describir a personas con un temperamento más irascible, apasionado y con un claro componente violento. Mientras, el azul describe a aquellos que siempre mantienen la calma, son más refinados y siempre saben mantener su genio bajo control. Una forma simple pero muy efectiva para que los espectadores asocien colores con distintas personalidades.

6. El amigo/amiga de la infancia

No importa lo raro o lo loco que esté el protagonista de un anime, si tiene un amigo o amiga desde la más tierna infancia, lo más probable es que le apoye en absolutamente todo lo que hace. Y como el anime todo lo puede, también es habitual ver a este tipo de amigos llegando a ser la pareja o el interés amoroso del protagonista, por inverosímil que pueda parecerte.

¿Tienes otros clichés del anime en mente que te gustaría compartir con nosotros? ¡Háznoslo saber cuanto antes!

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar