Animales Fantásticos: J.K. Rowling explica la razón por la que Nagini es de origen asiático

Una de las grandes sorpresas para los fans del universo Harry Potter ha sido saber que Nagini tiene una forma humana. Desde su presentación en los libros originales de J.K. Rowling hace ya varios años, han sido muchas las teorías que apuntaban que la serpiente de Voldemort podría tener un origen humano, y el último tráiler de Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald las ha confirmado, aunque de forma diferente a lo que la gente creía. Ni es una animaga, ni es alguien de origen caucásico; algo que ha generado cierta controversia en redes.

El primer punto ha sido explicado por la autora poco después de la revelación. Nagini es, en realidad, una maledictus (mujeres que nacen con una maldición que las hace convertirse en animales). Además, el hecho de ser de origen asiático, algo que queda claro al ver cómo es interpretada por la actiz coreana Claudia Kim, se debe a la conexión con los Naga, unas criaturas mitológicas. Esto último forma parte de otra explicación que Rowling ha tenido que dar en redes sociales tras ser increpada por fans del universo Potter. Para dejar claro por qué la elección de dicha atriz, la escritora ha explicado que «los Naga son unas criaturas de la mitología indonesa con forma de serpiente, de ahí el nombre de 'Nagini'».

Para aportar más todavía, ha seguido explicando que «Indonesia alberga a centenares de grupos étnicos diferentes, incluyendo javaneses, chinos y betawis«. De esta forma, deja bien claro que se trata más de una cuestión de fidelidad a la criatura en la que se ha inspirado, que de forzar una diversidad cultural como se la estaba acusando.

Y vosotros, ¿habéis visto ya el último tráiler de Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald? Si no es así, echad un vistazo a continuación.

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar