Cinco películas para ver en Semana Santa

La Semana Santa es momento de procesiones, vacaciones, ver a la familia y desconectar del trabajo. Pero también es momento de cine, de ver esas películas que nunca tienes tiempo de ver. Y qué mejor momento que la Semana Santa para ver películas que hablen de religión y de la vida de Jesús.

De esta forma, seas religioso o no, te hemos preparado una lista con 5 películas imprescindibles para ver en Semana Santa. Una cuidada selección en la que nos alejamos de las tradicionales películas y buscamos profundizar en diferentes aspectos o puntos de vista de la vida de Jesús y la celebración de la Semana Santa. Algunas un tanto peculiares.

La Pasión de Cristo

Mel Gibson dirigía en 2004 una de las películas más polémicas (y taquilleras) en torno a la vida de Jesús. Protagonizada por Jim Caviezel, la cinta se rodó en latín y en arameo, y sólo se pudo ver subtitulada, por expreso deseo de Mel Gibson.

La crudeza y sangrienta visión de los últimos momentos de Jesús hizo que más de una espectadora religiosa se desmayase en el cine al ver cómo sufría Jesús. Esta descarnada visión en la que no faltaban detalles de la tortura por la que pasó Jesús a manos de los romanos fue un enorme taquillazo, gracias al morbo que generó.


La ultima tentación de Cristo

En 1988, Martin Scorsese dejaba de lado a los mafiosos y se disponía a contar una visión diferente de Jesús, protagonizada por el Duende Verde (Willem Dafoe). La cinta se convirtió en uno de los grandes escándalos de la época, debido a su controvertida propuesta.

La película busca profundizar en el aspecto más humano de Jesús, más allá de la figura proyectada en la Biblia. A pesar de los boicots para evitar su estreno, la película de Scorsese no sólo fue un éxito en taquilla, sino que fue nominada al premio Oscar a la Mejor Dirección.

La vida de Brian

En el año 1979, los irrepetibles Monty Python estrenaban una de las mejores sátiras de la religión de la historia, así como una de las mejores comedias que ha dado el cine. Rebosante de humor absurdo y mucha mala baba, los cómicos conseguían sacarle punta a los hechos históricos narrados en la Biblia.

De esta forma, Brian, un don nadie, pasaba a convertirse a su pesar en todo un Mesías. La vida de Brian corre en paralelo a la de su contemporáneo Jesús, teniendo incluso un destino similar. Por ello, la película más importante y conocida de los Monty Python es digna de ser vista, y no sólo en estas fechas tan señaladas, por su increíble acumulación de gags y referencias divertidísimas.

Jesucristo Superstar

A pesar de ser un gran éxito entre el público en su estreno en 1973, este musical con un Jesús rubio y con ojos claros no fue bien acogido entre el integrismo cristiano. La cinta de Norman Jewison ofrecía la vida de Jesús a través de canciones de rock, adaptando la versión homónima estrenada en las tablas de Broadway.

El rechazo de los más religiosos se debió a la libertad a la hora de representar los acontecimientos, lugares y diálogos recogidos en la Biblia. A su vez, tampoco sentó bien el aspecto atractivo que se le dio a Jesús, encarnado por Ted Neeley con su pelo limpio y sedoso.

Jesucristo, Cazador de Vampiros

Acabamos la lista con un producto atrevido y tronchante. Esta película canadiense, dirigida por Lee Demarbre en 2001, nos cuenta que el Juicio Final se aproxima, por lo que Jesucristo debe volver a la Tierra a salvar lo que queda de Humanidad. Sin embargo, deberá liquidar primero a un ejército de vampiros capaz de resistir la luz del día.

Nos encontramos ante un producto paródico, sin ánimo de recrear mínimamente la realidad y con muchas ganas de cachondeo, por lo que su visionado debe ajustarse a tal propuesta. Este producto de serie Z (o peor) es tan malo que consigue situarse entre las películas tan malas que se vuelven entretenidas, en la línea de Sharknado. ¿Qué pasa? ¿Que sólo Abraham Lincoln y Blade pueden cazar vampiros?

Cerrar