Coca-Cola y Star Wars lanzan en EEUU unas botellas especiales con forma de granada: sale mal

¿Botellas con forma de bomba para llevar de recuerdo? Mala idea en los aeropuertos americanos.

Botellas bomba Star Wars

En un país en el que hay cada vez más problemas por el uso de armas, en el que los controles en aeropuertos son extremadamente rigurosos, un genio del marketing decidió que era una genial idea crear botellas con forma de explosivos. En efecto, una colaboración entre Coca-Cola y Star Wars ha dado forma a una línea de refrescos cuyos envases tienen forma de detonadores térmicos del universo de Star Wars. Se encuentran a la venta en el parque temático Galaxy Edge, basado en el universo creado por George Lucas, y, como podréis imaginar, no les ha ido demasiado bien fuera del recinto.

No son pocos los fans que han querido llevarse alguna de estas botellas como recuerdo a su hogar, pero las autoridades aeroportuarias han decidido que no va a ser posible. Su parecido con explosivos reales es tan grande, tan grande, que no pueden dejarlas pasar en los controles de seguridad que se hacen en los aeropuertos. Una conversación en Twitter ha servido para demostrarlo, con un usuario preguntando a la cuenta oficial de la TSA (Transportation Security Administration) sobre el transporte de estos productos. Spoiler: por muy fan que seas del universo SW y por muchas ganas que tengas de ver el inminente Episodio IX, no vas a poder.

«¡Gracias por preguntar! Réplicas y explosivos inertes no están permitidos ni en equipaje de mano ni en el facturado». Esa es la respuesta que da la entidad cuando el usuario pregunta si, a pesar de su aspecto sospechoso, sería posible llevar alguno de estos envases en un avión para volar fuera de Estados Unidos. No importa que se quite el tapón o la pegatina para mostrar un recipiente, «si nuestros oficiales descubren una réplica con el escáner y creen que es real, el objeto será tratado como tal hasta que se diga lo contrario por las fuerzas de la ley».

Botellas no, ¿sables láser de Star Wars sí?

En Norteamérica no se andan con chiquitas al respecto. Curiosamente, llevar un sable láser sí está permitido puesto que, aunque parezca un arma de ficción, el porcentaje de probabilidades de que sea un arma real es prácticamente nulo. No se les escapa una a estos agentes de la seguridad estadounidenses, una pena que los sables puedan llegar a su fin con el Episodio IX.

El propio Mark Hamill ha bromeado al respecto, enlazando con uno de los primeros medios en dar la curiosa noticia y asegurando que la TSA ha lanzado una «ley Star Wars». Botellas de refresco con forma de bombas incendiarias no, pero sables de luz si. Los visitantes del parque Galaxy Edge, totalmente ambientado y basado en Star Wars, van a tener que olvidarse de llevar esas geniales botellas a casa. Si es que, a quién se le ocurre…

Otros artículos de Star Wars que te gustarán

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar