El nuevo corto de Pixar critica los entornos de trabajo eminentemente masculinos

¿Adaptarse o cambiarlo todo en el intento?

Purl es el nuevo corto de Pixar

El séptimo arte no está hecho solo para disfrutar sin más, o al menos muchas películas y cortos tienen la intención de hacernos pensar un poco más. También es cierto que muchas de estas críticas suelen estar veladas (ocultas en la historia) o, por el contrario, critican o representan abiertamente una realidad manifiesta. No es poco habitual que muchas películas y cortos opten por dar voz a un determinado grupo, poniendo de manifiesto su complejidad, sus penas y sus glorias. Algo así ocurre en el nuevo corto de Pixar, Purl que lejos de quedarse en lo cute de su protagonista, opta por ser una crítica magistralmente humorística y aguda de las dinámicas que surgen en entornos de trabajo eminentemente masculinos.

La breve historia nos presenta a Purl, un ovillo de lana rosa que llega a su nuevo puesto de trabajo en una oficina en la que todos los trabajadores son hombres. En este lugar todos los compañeros se relacionan entre sí usando un código denominado Bro culture que no es otra cosa que el término específico que se usa para denominar los patrones existentes en las relaciones de colegueo entre hombres. Purl se siente desplazada en este lugar, no porque le hagan el vacío directamente, sino porque su personalidad, sus vivencias y su humor no conectan con el de sus compañeros, que la miran como si fuera un extraterrestre.

Te recomendamos I Nomura se puso serio con Kingdom Hearts III: Sin Pixar ni Toy Story no haría el juego

Cierto, tener un ovillo de lana como compañera de trabajo puede resultar extraño, aunque en este caso tanto el objeto como el color rosado sirven como metáfora para poner en manifiesto elementos culturales asignados socialmente a las mujeres, diferenciando a la protagonista de un entorno más rígido y formal. Pero, como siempre ocurre, Purl es consciente que tiene que cambiar su actitud, volviéndose más rígida, agresiva y con un humor más «economicista» para encajar en su lugar de trabajo. ¿Era necesario? Probablemente no, pero ahí es donde radica la crítica que propone este corto.

De hecho, Purl logra mimetizarse tan bien con su nueva actitud en su trabajo que todos los hombres la toman por una más, pero a expensas de haber dejado de ser ella misma y de haber abandonado sus valores, al menos en la superficie. Pero todo cambia cuando un nuevo ovillo de lana amarillo (Lazy) llega para ocupar un puesto de trabajo vacante e incluso confunde a Purl con un hombre. Luego de hacer un chiste machista sobre el contenido de la caja de su nueva compañera, Purl se da cuenta de que está haciéndole pasar por lo mismo que le hicieron a ella.

Lazy en el nuevo corto de Pixar, Purl

Te recomendamos I Toy Story 4 lanza su primer teaser tráiler

Esto sirve para que reaccione y trate a Lazy como todo nuevo trabajador se merece, cortando así el bucle de la Bro culture que se estaba perpetuando en la empresa. De este modo, Purl ayuda a que sus compañeros reconozcan lo errado de su actitud, transformando la compañía en un ambiente diverso y positivo para las mujeres, en la que pueden ser ellas mismas sin tener que preocuparse por encajar o no con lo que está socialmente establecido.

¿Te ha gustado el corto? ¿Estás de acuerdo con la crítica que hace a los espacios de trabajo eminentemente masculinos? ¡Queremos escuchar qué piensas, cuéntanoslo todo!

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar