Crítica de Agente Contrainteligente: ¡Ya la hemos visto!

Crítica de Agente Contrainteligente: ¡Ya la hemos visto!

El viernes 18 de marzo se estrena en las carteleras españolas la película Agente Contrainteligente, la nueva comedia gamberra del responsable de Borat, El Dictador y Ali G Anda Suelto, el actor Sacha Baron Cohen; el cual en esta ocasión también colabora en la elaboración del guión.

Dirigida por Louis Leterrier, el director de El Increíble Hulk, Furia de Titanes y Ahora Me ves…, esta irreverente película rebosante de humor de sal gruesa cuenta con un reparto en el que además del mencionado Sacha Baron Cohen participan Mark Strong (Kingsman: Servicio Secreto), Isla Fisher (Ahora Me Ves 2), Penélope Cruz (Zoolander No. 2), Rebel Wilson (Dando la Nota – Aún Más Alto), Ian McShane (Hércules) y Annabelle Wallis (Annabelle), entre otros.

La historia cuenta cómo un implacable agente secreto del MI6 británico (Mark Strong) al más puro estilo de James Bond, que forma parte del grupo de operaciones especiales, descubre que tiene un hermano (Sacha Baron Cohen). Pero su hermano mayor es totalmente diferente a él, por lo que será un continuo estorbo en su misión de salvar al planeta de una peligrosa organización secreta.

Después de triunfar con Borat, su ácido falso documental que desnudaba a la sociedad americana, Sacha Baron Cohen quiso volver a intentarlo con Bruno, pero su burla del mundo de la moda resultó más tosca y menos contundente. Después, con El Dictador volvió a reirse de la sociedad norteamericana y de la árabe, en una comedia en la que el polémico actor volvió a atravesar los límites de lo burdo y obsceno con tal de arrebatar una carcajada al espectador (la escena del parto y donde acaba el teléfono móvil lo demuestran). Ahora, con Agente Contrainteligente, la línea de lo decente ha quedado ya muy alejada para el actor.

Y esto último no es necesariamente malo, sino que evidencia que los tiempos están cambiando, y que hoy en día puede ver el espectador cualquier película en la gran pantalla sin sufrir los cortes por censura que conllevan a ediciones domésticas más salvajes. Así pues, Agente Contrainteligente se sitúa como el trabajo más cafre y alocado de la carrera del actor, en la que las situaciones y los chistes sexuales afloran continuamente en su metraje.

Junto a esto, tenemos tras la cámara a un director como Louis Leterrier, un director sin gran reputación en Hollywood, pero que tras bastante experiencia en su filmografía rodando escenas de acción, logra que Agente Contrainteligente aporte escenas de acción de calidad, unido a un uso de la cámara en primera persona a través de la lentilla que usa el espía encarnado por Mark Strong que logra que el espectador piense que está inmerso en el modo campaña de uno de los títulos de la saga de Call of Duty.

Si hay que echarle algo en cara a Agente Contrainteligente pueden ser lo manido de la historia, la inutilidad del personaje encarnado por Penélope Cruz o la forma de desaprovechar la gracia innata de Rebel Wilson. Pero éstos son detalles que no empañan un buen conjunto en el que se logra el objetivo, es decir, hacer reir al espectador; aunque más de uno saldrá asqueado u horrorizado, quedan advertidos.

En resumen, Agente Contrainteligente consigue aportar 90 minutos de acción y humor salvaje, obsceno y refrescante; con el que resultará imposible no reirse si te gustaron otros trabajos de Sacha Baron Cohen como Borat y El Dictador, debido a que el actor sigue la misma linde, aunque la atraviesa con un humor todavía más escatológico y que logrará herir muchas sensibilidades y levantará ampollas a los más puritanos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar