Crítica de Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia: ¡Ya la hemos visto!

El miércoles 23 de marzo se estrena en las carteleras españolas la película Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia, la esperada lucha de gladiadores de DC Cómics y Warner Bros., expandiendo un universo que pretende eclipsar el desarrollado por Marvel Studios durante los último ocho años.

Dirigida por Zack Snyder, Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia, sienta las bases para crear un universo compartido de los superhéroes de DC. Pero su camino no ha sido sencillo, dado que después del tibio recibimiento de El Hombre de Acero, desde Warner se tomaron las cosas con calma y decidieron posponer el estreno del épico enfrentamiento hasta lograr una película que entusiasmara a los fans acérrimos y recueprar la ilusión de los decepcionados por la primera aventura de Henry Cavill (Operación U.N.C.L.E.) como Superman.

La historia arranca tras los acontecimientos acaecidos en El Hombre de Acero, donde vemos a un Bruce Wayne implicado de lleno en el ataque del General Zod en Metrópolis. Meses después, las consecuencias de la destrucción conllevan a que el gobierno de Estados Unidos se plantee controlar a Superman, pero también provoca que la vida de Bruce Wayne, Clark Kent, Lois Lane y Diana Prince no sean las mismas; debiendo afrontar una nueva amenaza.

Desde que en la Comic Con de San Diego, Zack Snyder anunciase que Batman se enfrentaría a Superman, todas las incorporaciones al reparto fueron acogidas con dudas, desde Ben Affleck (Perdida) como Batman, hasta los fichajes de Gal Gadot (de la saga Fast & Furious) como Wonder Woman y Jesse Eisenberg (Ahora Me Ves 2) como un Lex Luthor con pelo. La reescritura del guión a manos de Chris Terrio (Argo) insuflaba esperanza a unos fans temerosos de la pluma de David S. Goyer (Blade Trinity).

Pues bien, tras las dudas generadas, los temores se han convertido en realidad, debido a que Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia no sólo no repara los errores de El Hombre de Acero, sino que incide en ellos y genera algunos nuevos. A pesar de eso, cabe destacar que se han producido muchas mejoras que dan un aire más consistente al conjunto, donde se agradece la ausencia de continuos flashbacks que desubican al espectador como ocurría en la anterior película, ni tampoco se producen esos arrebatos de insuflar momentos épicos que forzaron momentos tan ridículos como la escena de Kevin Conster durante el tornado. A pesar de ello, la película sigue teniendo más sombras que luces.

Sin embargo, Batman v Superman se puede calificar como una película irregular, incoherente en algunos tramos y reiterativa en otros; dado que mientras insiste en recalcar escenas tan manidas como la muerte de los padres de Bruce Wayne (que ya resulta tan innecesaria como la muerte del tío Ben en las cinta de Spiderman), descuida el explicar alguna situaciones o secuencias que son desconocidas para el espectador en este nuevo universo compartido (y que habrá que esperar a la versión extendida en Blu-Ray). De esta forma, su metraje de dos horas y media arrastra más de media hora de peso muerto, evidenciando sus carencias respecto a Marvel Studios, puesto que lo que La Casa de las Ideas explica bien en diez minutos, Zack Snyder utiliza más de media hora y el resultado resulta confuso.

Pero si bien todos sabíamos cuáles eran las capacidades y virtudes de Snyder en la dirección y Goyer en el guión, es precisamente los discutidos fichajes de Affleck y Gadot los que levantan una película que se esmera en dibujar la figura de un curtido Caballero Oscuro, pero que se olvida de desarrollar adecuadamente el personaje de Superman.

Así pues, por fin Affleck puede quitarse de encima la estigma de Daredevil y nos regala un Bruce Wayne atormentado y un Batman más que decente. Puede que su interpretación del guardían de Gotham no convenza a los más nolistas, pero no cabe duda de que las escenas de acción protagonizadas por Batman son lo mejor de la película; mostrando a un Hombre Murciélago combativo y con escenas de lucha dignas de equiparar a las mostradas en la saga Batman: Arkham de Rocksteady Studios. Por su parte, Gal Gadot destaca en su papel de amazona, dejando el listón muy alto y muchas ganas de verla en todo su esplendor en su aventura en solitario.

De esta forma, Zack Snyder nos vuelve a entregar una película sublime en cuanto a efectos especiales, con escenas espectaculares y momentos que no dudan en imitar grandes portadas, escenas o historias de la historia de DC en los cómics, pero que vuelve a encallar en el desarrollo de la historia, donde no logar crear un equilibrio entre la zozobra de algunas escenas y la adrenalina de otras. Mención aparte merece la presentación de algunos personajes como el de Lex Luthor, donde presentan al maquiavélico archienemigo de Superman, de inteligencia envidiable, como un pirado equiparable al Joker.

Así las cosas, Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia es un trabajo irregular e incoherente en algunos tramos, que consigue resaltar justamente en los aspectos donde más miedo tenían los fans (Affleck y Gadot). De este modo, genera muchas dudas de que este universo pueda eclipsar al de Marvel, teniendo su última esperanza en ese grupo de villanos, el Escuadrón Suicida, que llegarán a las carteleras de todo el mundo este mes de agosto y que su último tráiler consiguió convencer a casi todos los indecisos.

En resumen, si te gustó El Hombre de Acero te gustará Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia, pero si tuviste tus dudas con el anterior trabajo de Zack Snyder, esta entrega te va a generar aún más desconfianza, aunque contiene suficientes sorpresas y alicientes como para darle una oportunidad a La Liga de la Justicia, a pesar del estruendosos descontrol que reina en los trabajos firmados por el director.
 

Publicaciones relacionadas

Cerrar