Crítica Hunt For the Wilderpeople: A La Caza de los Ñumanos: ¡Ya la hemos visto!

Crítica Hunt For the Wilderpeople: A La Caza de los Ñumanos: ¡Ya la hemos visto!

Ya está disponible en DVD y Blu-ray la película Hunt For the Wilderpeople: A La Caza de los Ñumanos, la última cinta de Taika Waititi, director de Lo Que Hacemos en las Sombras y encargado de la próxima aventura del universo cinematográfico de Marvel, Thor: Ragnarok, tercera entrega protagonizada por Chris Hemsworth (En el Corazón del Mar).

Con un guión escrito por Barry Crump y el propio Taika Waititi, el director también se reserva un pequeño papel como un cura poco convencional. La película de Sony Pictures Home Entertainment está protagonizada por Sam Neill (Peaky Blinders), Julian Dennison (Aviones de Papel), Rachel House (White Lies), Rima Te Wiata (Housebound), Oscar Kightley (La Boda de Sione), Rhys Darby (Wrecked), Cohen Holloway (Top of the Lake), Mike Minogue (Lo Que Hacemos en las Sombras) y Stan Walker (The Stolen), entre otros.

Ricky (Julian Dennison) es un rebelde chico de ciudad de doce años al que no encuentran hogar de acogida para él, salvo una granja en medio de la nada con una pareja; ella encantadora, él, arisco y solitario. Cuando comienza a sentirse a gusto, un problema imprevisto dará pie a una caza humana por el campo neozelandés, donde quedará a cargo de Hector Faulkner (Sam Neill), mientras la implacable Paula Hall (Rachel House) quiere devolverle al orfanato.



Sin hacer ruido, y olvidada por los cines, llega esta pequeña joya de marca neozelandesa y espíritu universal, con una historia que nos demuestra que se pueden encontrar buenas películas en el mercado doméstico, como ya ocurriera con John Wick. Una historia poco original pero rediseñada de tal forma que lo ya visto resulta entrañable; y las relaciones y el esqueleto de la trama, aunque previsibles en un principio, acaban conquistando a un espectador que cree saber lo que le espera, pero que se deja invadir por una historia que se apodera de éste a base de una dosis adecuada de aventura, drama y comedia.

De este modo, Taika Waititi sigue demostrando su potencial, donde si bien Lo Que Hacemos en las Sombras fue una declaración de intenciones, Hunt For the Wilderpeople: A La Caza de los Ñumanos es una vuelta de tuerca al conflicto ciudad-campo, a las buddy movies y a las relaciones entre personajes opuestos que acaban entendiéndose a la fuerza. Todo ello imbuido de un gran humor, una excelente vis cómica de sus protagonistas, así como también gracias a una historia cautivadora por su simpleza, y arrebatadora en su paisaje y localizaciones.

Al guión ácido, y con un humor rebosante de grandes momentos y excelentes parodias de la cultura pop y la sociedad actual, se unen tres actores en estado de gracia, con un Sam Neill arrebatador en su papel de viejo huraño, un Julian Dennison inolvidable como un niño que quiere ser gángster como forma de vida, así como una Rachel House altamente disfrutable como una trabajadora implacable de los servicios sociales, que no descansará hasta recuperar al niño y devolverlo a un orfanato. Eso sin olvidar la retahíla de secundarios (incluyendo al propio director) que edulcoran las escenas con personajes histriónicos y divertidos.

En resumen, Hunt For the Wilderpeople: A La Caza de los Ñumanos es una película altamente disfrutable, que sabe equilibrar a la perfección los momentos de comedia, drama y aventura, para ofrecernos una historia entrañable que conseguirá que empaticemos con los protagonistas, siendo uno de los grandes estrenos desconocidos pero remarcables del año pasado. Pero si de algo no cabe duda es del hecho de que Thor: Ragnarok ahora parece en mejores manos que nunca.

Publicaciones relacionadas

Cerrar