Crítica Star Wars VII: El Despertar de la Fuerza: ¡Ya la hemos visto!

Crítica de Star Wars VII: El Despertar de la Fuerza: ¡Ya la hemos visto!

El viernes 18 de diciembre se estrena en las carteleras españolas la película Star Wars VII: El Despertar de la Fuerza, la nueva y esperadísima continuación de la saga de La Guerra de las Galaxias, contando lo ocurrido después de Star Wars VI: El Retorno del Jedi, en la que no sólo recupera el reparto de la trilogía original, sino que incorpora toda una nueva hornada de prometedoras futuras estrellas del celuloide.

Bajo el sello de The Walt Disney Studios, el estudio Lucasfilm y el visionario director J.J. Abrams (Star Trek: En la Oscuridad) han unido sus fuerzas para devolvernos a una galaxia muy, muy lejana. De esta forma, la historia arranca 30 años después de la victoria de la Alianza Rebelde sobre la segunda Estrella de la Muerte. Sin embargo, la galaxia sigue en guerra, puesto que la nueva República debe frenar el feroz empuje de La Primera Orden, ejército que surge de las cenizas del Imperio Galáctico.

Así las cosas, los jóvenes que piensan que los Jedi y los Sith son sólo mitos, como Finn y Rey, se involucrarán en la lucha para ayudar a Leia Organa, Han Solo, Chewbacca y Poe Dameron a derrotar a La Primera Orden, liderada por el misterioso Snoke, que deriva sus órdenes al General Hux y a Kylo Ren, su discípulo sith.

La película está dirigida por J.J. Abrams y protagonizada por John Boyega (Attack the Block), Daisy Ridley (Scrawl), Harrison Ford (Los Mercenarios 3), Carrie Fisher (Fanboys), Mark Hamill (Kingsman. Servicio Secreto), Oscar Isaac (X-Men: Apocalipsis), Adam Driver (Ahí os Quedáis), Gwendoline Christie (Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 2), Lupita Nyong'o (12 años de Esclavitud), Andy Serkis (Vengadores: La Era de Ultrón), Domhnall Gleeson (Ex Machina), Max von Sydow (Shutter Island), Anthony Daniels (La Guerra de las Galaxias. Episodio III: La Venganza de los Sith) y Peter Mayhew (Star Wars VI: El Retorno del Jedi), entre otros.

Nos encontramos ante la película más esperada del año, la que espera batir todos los récords y en la que las expectativas de los fans no pueden estar más altas. ¿Está a la altura? Por supuesto que sí, porque no hay duda que a pesar del férreo control que pone Disney a sus proyectos, ha dejado trabajar a J.J. Abrams, con más o menor libertad, pero el sello del creador de Perdidos y encargado de resucitar la franquicia Star Trek está presente durante todo el metraje, y se agradece enormemente.

Una vez aclarado este aspecto, es inevitable asegurar que El Despertar de la Fuerza está claramente a la altura de la trilogía original, y no sólo por recuperar el reparto original, sino también porque bebe de la estructura básica de Star Wars IV: Una Nueva Esperanza, siguiendo tan al pie de la letra los pasos seguidos por aquélla que casi parece un remake impuro y adaptado de ésta (explicar todas las coincidencias obligaría a revelar grandes spoilers). Otro gran pego de la cinta es la ausencia del casi siempre poderoso y onmipresente compositor John Williams, más preocupado en esta ocasión de recuperar o reinterpretar los temas clásicos de la saga que en aportar nuevas y pegadizas melodías. Esto no quiere decir que desentone, pero sí es cierto que se echa en falta más frescura en la banda sonora instrumental.

Y hasta aquí los "puntos negros" de esta obra que funciona como un reloj, con una dirección brillante y vibrante que consigue mantener en tensión al espectador durante sus más de dos horas. Además, aunque te hayas dejado empapar por sus cientos de rumores y spoilers, hay muchos que no eran acertados y otros que no evitan que aún la película mantenga sorpresas y momentos épicos para todos los fans de la saga y neófitos de la obra creada hace cuarenta años por George Lucas.

De esta forma, Star Wars ha vuelto, y lo hace con fuerza, nunca mejor dicho, porque esta entrega es el primer episodio de una nueva trilogía que promete horas de diversión y que con pildoras nos irá reubicando en esta galaxia 30 años más vieja, pero que en las manos adecuadas ha sabido resurgir para crecer más, con un reparto lleno de talentos y con continuas referencias (especialmente en las frases de Han Solo) a las anteriores entregas, pero también infinidad de oportunidades de nuevas aventuras, personajes poderosos y atractivos que consiguen hacernos olvidar anteriores errores patosos o innecesarios, como Jar Jar Binks. 

Así las cosas, J.J. Abrams nos regala una película adulta, seria, sin esos momentos ridículos con los que George Lucas intentaba ganarse el afecto de los pequeños de la casa, carburando todo gracias a un guión repleto de sorpresas, referencias y promesas, así como disfrutando el espectador de un reparto en el que todos conocen su papel, aunque la mayoría simplemente han sido presentados para las siguientes entregas.

En resumen, Star Wars VII: El Despertar de la Fuerza es puro espectáculo y no decepcionará a los fans de la trilogía original, porque recupera lo mejor de ésta y explora nuevos horizontes, más espectaculares y adultos, que nos prometen acción, aventura y muchas sorpresas; porque esto acaba de empezar, otra vez, siendo ésta tan sólo una piedra que asienta las bases de este rico universo que sigue expandiéndose.

Publicaciones relacionadas

Cerrar