Crítica Vengadores: Infinity War: ¡Ya la hemos visto!

Crítica Vengadores: Infinity War: ¡Ya la hemos visto!

El viernes 27 de abril se ha estrenado en las carteleras españolas el largometraje Vengadores: Infinity War, el evento cinematográfico del año, que une a lo largo de dos horas y media a los personajes más importantes presentados en el universo cinematográfico de Marvel a lo largo de los diez últimos años.

Anthony Russo y  Joe Russo, los hermanos responsables de las cintas Capitán América: El Soldado de Invierno y Capitán América: Civil War, se hacen cargo del mayor evento cinematográfico de la historia del cine de superhéroes, la desembocadura de diez años y 18 películas estrenadas por Marvel Studios en su universo cinematográfico compartido. Pocos personajes se han perdido la fiesta, por lo que tendremos en pantalla, en menor o mayor medida, a un plantel de actores y actrices encabezados por Robert Downey Jr. (Iron Man 3), Chris Evans (Capitán América: El Primer Vengador), Scarlett Johansson (El Libro de la Selva), Chris Hemsworth (En el Corazón del Mar), Chris Pratt (Jurassic World), Samuel L. Jackson (Kong: La Isla Calavera), Josh Brolin (Deadpool 2), Elizabeth Olsen (Vengadores: La Era de Ultrón), Jeremy Renner (Misión Imposible: Nación Secreta), Tom Holland (Spiderman Homecoming), Benedict Cumberbatch (Zoolander No. 2), Chadwick Boseman (Black Panther), Brie Larson (Free Fire), Pom Klementieff (Ingrid Goes West), Terry Notary (La Guerra del Planeta de los Simios), Dave Bautista (Blade Runner 2049), Karen Gillan (Jumanji: Bienvenidos a la Jungla), Tessa Thompson (Westworld), Zoe Saldana (Vivir de Noche), Gwyneth Paltrow (Mortdecai), Tom Hiddleston (La Cumbre Escarlata), Cobie Smulders (Jack Reacher: Nunca Vuelvas Atrás), Paul Bettany (Han Solo: Una Historia de Star Wars), Sebastian Stan (Marte), Peter Dinklage (Juego de Tronos), Paul Rudd (Ant-Man), Benicio del Toro (Star Wars: Los Últimos Jedi), Jon Favreau (Entourage: El Séquito), Mark Ruffalo (Thor: Ragnarok), Danai Gurira (The Walking Dead), Benedict Wong (Doctor Strange), Letitia Wright (Ready Player One), Anthony Mackie (Triple 9), Don Cheadle (House of Lies), Idris Elba (La Torre Oscura), Carrie Coon (The Leftovers), Vin Diesel (Fast & Furious 8), Bradley Cooper (Guardianes de la Galaxia Vol. 2) y William Hurt (Goliat), entre otros, además de posible sorpresas y cameos ocultos.

Un nuevo peligro acecha a la Tierra, procedente de las sombras del cosmos. Thanos, el infame titán intergaláctico, tiene como objetivo reunir las seis Gemas del Infinito, artefactos de poder inimaginable, y usarlas para imponer su perversa voluntad a toda la existencia. De esta forma, solo los Vengadores y sus aliados podrán detener al mayor villano al que se han enfrentado nunca, y evitar que se haga con el control de la galaxia junto con su Orden Negra. 

Ya está aquí Vengadores: Infinity War, una película que gustará y sorprenderá por partes iguales a los espectadores, en la que los hermanos Russo nos regalan una cinta poderosa, abrumadora, sorprendente y muy desconcertante en su final, dado que el cierre de la película es el más atrevido, brutal y espeluznante que podrían haber hecho, debiendo recibir un aplauso Marvel Studios por atreverse a hacer esto y tener el valor de hacernos esperar un año para saber cómo continúa la historia.

Definitivamente, Vengadores: Infinity War es la película que querían los fans de los cómics, dado que tiene muchas referencias a las viñetas de Starlin, pero puede que no sea exactamente lo que estaban buscando los espectadores neófitos que solamente buscan puro entretenimiento sin pretensiones. Sin ser la mejor película de Marvel Studios, y sin superar a la primera de los Vengadores, Infinity War cumple con las expectativas, aunque con claroscuros. Así pues, a su favor juegan las vibrantes escenas de acción, los espectaculares efectos especiales, los Guardianes de la Galaxia y un Thanos que se coloca como uno de los mejores villanos de la Casa de las Ideas en el cine, con un propósito claro y una presencia imponente. 

En su contra, nos encontramos ante una Guardia Negra que ni presentan ni explican nada de ellos, cuyos nombres conocemos más por los funkos que por lo que se desvela de ellos durante el metraje. También se le puede achacar un guión algo endeble, pero que sabe dividir a los héroes en tres arcos bien diferenciados, para dosificar la presencia de muchos personajes a la vez en pantalla, sin que el arreglo se note en exceso por el espectador.

Así las cosas, Vengadores: Infinity War va de menos a más, con un final apoteósico que bien merece la pena la entrada, con un viaje de más de dos horas y media en el que nos encontramos con viejos conocidos, inesperadas ausencias, sorpresas, nuevos mundos y personajes, y con la sensación de que Marvel Studios lo tiene todo controlado al milímetro, que no ha dejado nada al azar, y que todo lo visto forma parte de un plan más grande, pero que procede de diez años de trabajo bien hecho. Eso sí, el final dará mucho de qué hablar durante un año, porque no es el desenlace que los espectadores querían, pero sí el que necesitaban para no perderse la siguiente entrega de los héroes más fuertes de la Tierra.

En resumen, el trabajo de los hermanos Russo es impecable, con la construcción de escenas de acción vertiginosas y apabullantes, y con un villano con poso y con carisma, algo que faltó al Ultrón de Joss Whedon. Aunque no sea una película redonda, bien merece haber esperado diez años para poder regalarnos ese final atrevido y desafiante. Si creías que lo habías visto todo en el cine de superhéroes, Thanos te va a sorprender.

Publicaciones relacionadas

Cerrar