Deadpool 2: Tim Miller rompe su silencio y explica por qué abandonó la secuela

Deadpool 2: Tim Miller rompe su silencio y explica por qué abandonó la secuela

El director de Deadpool anunciaba, durante el pasado mes de octubre, su desvinculación de la secuela. Todo parecía indicar que Tim Miller había mantenido diferencias creativas con el protagonista de la cinta, el canadiense Ryan Reynolds, que le habrían obligado a abandonar el proyecto para que este pudiese salir adelante.

En una reciente entrevista con CG Garage, no obstante, el realizador ha explicado todos los pormenores de su marcha que, por lo visto, no tuvo nada que ver con lo que se sospechaba: "Simplemente quería hablar con los fans ahí fuera. Creo que es importante lo que los frikis y los nerds del mundo piensan porque son mis hermanos y hermanas”, ha apuntado el nominado al Oscar al Mejor Cortometraje Animado.

El motivo parece radicar, pues, en el cambio de rumbo que iba a tomar la secuela con un presupuesto ampliamente superior al de la primera, que contó con 58 millones de dólares: “Para aquellos de vosotros que sí os preocupáis, quería hacer el mismo tipo de cinta porque creo que es la película correcta para el personaje. Así que no creáis todo lo que leéis en Internet”, ha señalado Miller.

Pese a todo, el cineasta solo tiene buenas palabras, en clave irónica, para Deadpool 2: “No le deseo nada más que lo mejor al personaje. Y para Fox también. Ellos merecen ganar dinero”. ¿Crees que el director se apartó del proyecto por estos motivos o, como se apuntaba, se debió a la falta de entendimiento con Reynols?

Cerrar