El destino de Tony Stark en Vengadores: Endgame ya se adelantó en la película de Iron Man

El propio Tony sabía que su papel era más importante de lo que parecía.

Tony Stark brazo Iron Man

Tras su estreno, su reestreno y con el lanzamiento en Blu-Ray con escenas eliminadas a la vista, podemos afirmar sin miedo alguno que Vengadores: Endgame ha sido uno de los mayores hitos de la historia del cine. La obra de Marvel Studios ha cerrado 10 años de estrenos en el MCU con un broche de oro y un toque ligeramente agridulce para la inmensa mayoría de espectadores por cómo concluye todo. Aunque en realidad no era una sorpresa total, porque la primera película de Iron-Man ya adelantó parte de lo que iba a suceder.

No solo hubo una pista, sino más de una, a lo largo de la cinta que comenzó a construir todo el Universo Cinematográfico de Marvel. Como señalan en Digital Spy, podemos tomar como primera referencia un pequeño monólogo de Stark frente a Potts:

«No debería estar vivo… A menos que haya una razón detrás de todo esto. No estoy loco, Pepper. Finalmente, sé lo que tengo que hacer. Y sé, en mi corazón, que es lo correcto.»

Esta sentencia ya deja entrever que el filántropo, multimillonario y también superhéroe iba a tener un papel realmente relevante en todo este universo de cómics, y así acabó siendo. Pero aún así, hay más pistas todavía que apuntan a ello. En la misma película, hay una secuencia en la que se resalta su brazo derecho, con parte de la armadura equipada. El mismo brazo donde se coloca las Gemas del Infinito para hacer el chasquido final que acaba con Thanos y su armada, pero también con su propia vida.

Tony Stark Iron Man Vengadores Endgame

Es posible que todo el equipo tuviera claro cómo iba a cerrarse toda la historia, o que simplemente decidieran recurrir a estos momentos clave para trazar unos lazos bastante coherentes. Sea como fuere, las señales estaban ahí, y no supimos darles sentido hasta que Endgame llegó a los cines.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar