Doce películas que son mejores que sus libros

Doce películas que son mejores que sus libros

La historia del cine está repleta de adaptaciones de novelas que intentan aprovechar el tirón en las librerías para conseguir algo de notoriedad en las taquillas o en los libros de historia. Al acabar muchas de esas películas se oye la famosa frase de “estaba mejor el libro” al salir de la sala de cine, pero otras veces, el trabajo le hace mucha justicia o incluso le supera.

La web Screen Rant ha elaborado una lista de películas que consiguieron superar a la novela en la que se basan, unas veces en cuanto a ventas, otras en cuanto a reconocimiento, y otras, en ambas facetas. Son doce películas que bien merecen una oportunidad sin miedo a acabar decepcionado.

En las últimas horas Peter Jackson ha coqueteado con la idea de una adaptación de El Silmarillion mediante un vídeo que tiene más guiños que confirmaciones. Pero si la lleva a cabo, podría ser otro caso más en esta lista, en la que también podría entrar la Trilogía de El Señor de los Anillos.

El Club de la Lucha

David Fincher hizo un trabajo tan bueno con El Club de la Lucha que incluso el autor de la novela en la que se basa reconoció que era mejor. Según ha afirmado Chuck Palahniuk, la película es más profunda en ciertos aspectos que el libro deja más descubiertos, como por ejemplo el simbolismo visual o la trama amorosa.

Tiburón

Las penurias que pasan en la película de Steven Spielberg están basadas en experiencias reales de Peter Benchley, quien decidió darle forma y contarlas en un libro. En 2001, una copia de la versión cinematográfica fue guardada en el Registro Nacional de Cine, en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, por ser “cultural, histórica y estéticamente significativa”, algo que hasta ahora no ha conseguido el libro.

 


El Silencio de los Corderos

 

 

La adaptación cinematográfica tenía un alto listón que superar, puesto que se basaba en una obra que ya de por sí fue un éxito. El libro de Thomas Harris había ganado el premio a Mejor Novela en 1989, pero la película hizo que aquello pareciese poco. Hasta ahora es la única que ha ganado el premio de Mejor Fotografía, y además es la única que ha ganado junto a ese premio los otro cuatro grandes: Mejor Actor, Mejor Actriz, Mejor Director y Mejor Guion Adaptado.

Jungla de Cristal

Tanta acción junta como la que muestra la película es difícil de imaginar dentro de las páginas de un libro, pero proviene de Nothing Last Forever, de Roderick Thorp. En un principio, se iba a adaptar como una continuación de The Detective con Frank Sinatra. Sin embargo, al fina, y tras el paso de los años, se terminó convirtiendo en una obra independiente que la considera una de las mejores cintas de acción.



Forrest Gump

Este es otro de los casos que dejó muy lejos el éxito conseguido con el libro. Winston Groom escribió una novela titulada de la misma manera, pero algo más ligera en las situaciones que se le plantean al protagonista. La película, por su parte, ganó seis premios Oscar, siendo una de las más representativas de los últimos tiempos.

¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú

Stanley Kubrick demostró su maestría a la hora de retratar la comedia en una película con esta película, dotándola de una calidad casi comparable a La Naranja Mecánica o 2001: Una Odisea en el Espacio. En este caso, la adaptación es menos literal y sí más libre, tomando como base la novela Red Alert de Peter George. Se tomó incluso la licencia de incluir uno de los personajes más importantes, el Dr. Strangelove, que en inglés da nombre a la cinta (Dr. Strangelove or: How I Learned To Stop Worrying And Love The Bomb).



Misery

Adaptar una obra de Stephen King casi siempre ha significado éxito asegurado, y esta fue una de las que abrió camino. Misery fue la primera en ganar un Oscar, que le fue otorgado a Kathy Bates por su papel insano de fan que retiene al escritor Paul Sheldon después de que sufra un accidente para hacerle sufrir una pesadilla.

Julie and Julia

La particularidad de esta película es que no se basa en un libro, sino en dos. Por un lado toma la historia de My Life, la autobiografía de Julia Child, y por otro, Julie and Julia: My Year of Cooking Dangerously, las memorias de Julie Powell. Lo hace tan bien que consigue unir ambas tramas en una misma obra aunque están separadas geográfica y temporalmente.



Perdida

David Fincher tardó solo dos años en querer adaptar el gran éxito de Gone Girl, la obra de Gillian Flynn. Ambas han sido reconocidas tanto por la crítica como por la audiencia, y ha sido gracias a que la película aprovecha la estructura no lineal de la narración original para dotar de interés a esta historia en la que un marido es acusado de asesinar a su esposa desaparecida.

El Padrino

La obra de Francis Ford Coppola es un fijo a la hora de explicar cómo se debe hacer una buena adaptación cinematográfica. El guion original se enriqueció con el trabajo del director y el Instituto Americano del Cine la considera la segunda mejor película de la historia del cine, tan solo por detrás de Ciudadano Kane.



Cadena Perpetua

Stephen King ha reconocido públicamente que esta es una de las adaptaciones de sus libros que más le han gustado. Está basada en Rita Hayworth y la Redención de Shawshank, una novela corta del escritor del año 1982, y es otra de las fijas a la hora de hablar de cintas que han marcado la historia del cine.

Dando la Nota

En esta ocasión, tampoco se trata de una adaptación al pie de la letra, pero es algo que la audiencia terminó agradeciendo, ya que supo intercalar con acierto escenas humorísticas con otras de musicales llenas de bailes. La obra original fue Pitch Perfect: The Quest for a Collegiate A Capella Glory, un título que ciertamente no gozó de la misma fama.

Publicaciones relacionadas

Cerrar