Dragon Ball Super ofrece nuevos detalles acerca de los orígenes de Goku

La recta final de cara al estreno japonés de Dragon Ball Super Broly ya estás frente a los ojos de los espectadores. El largometraje que llega con ganas de explicar muchas cosas que han estado siempre envueltas en un mar de dudas llega a los cines japoneses en poco más de un par de semanas y, por esa misma razón, hace poco se lanzaba un tráiler que mostraba el tema principal de la película, junto con más material y un detalle bastante importante sobre el origen de Goku.

Por fin se ha dado una fecha concreta al momento en el que el Saiyan aterrizó en la Tierra. Tal y como se ve en uno de los fotogramas del vídeo oficial, la llegada de Goku se produjo en el “Año 737”. Es una fecha muy importante para toda la narrativa de este universo ya que, como señalan en Comic Book, se trata de la misma en la que Goku fue enviado a la Tierra y el mismo año en el que Freezer aniquila el Planeta Vegeta y a casi toda su población. Pero, ¿qué ocurre con la fecha de nacimiento de Broly y con su exilio?

Así, con ciertos vaivenes, se ha contado a lo largo de muchas películas que, como ya se ha señalado en más de una ocasión, no pertenecen al canon del universo. La historia que se cuenta en Dragon Ball Super Broly señala que el peligroso saiyan al que se enfrentan Goku y Vegeta jamás compartió enfermería con Kakarot cuando ambos nacieron, ya que su exilio pudo producirse incluso antes del año 737. Una pincelada importante que rompería con muchos de los esquemas construidos en las películas anteriores y que llegaría para asentarse como la nueva norma para el lore de esta saga.

Queda por ver cómo Toriyama y su equipo terminan de hilarlo todo, pero parece que las cosas van a ser bastante distintas a como las conocíamos a través de la filmografía lanzada hasta ahora. La nueva película de Dragon Ball Super llega para reescribir la historia de Goku y aclarar, por fin, cómo empezó todo.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar