El renacer del cine de videojuegos, mañana en nuestro artículo de opinión

En muy pocas ocasiones nos hemos encontrado, a lo largo de los años, con adaptaciones cinematográficas de videojuegos que merecieran realmente la pena. La inmensa mayoría han resultado ser un fracaso tanto entre medios especializados como entre el público, que suele demandar más fidelidad a la hora de llevar a la gran pantalla sus aventuras favoritas. No obstante, algo podría estar cambiando en el seno de Hollywood, que últimamente ha producido un éxito como Ready Player One, que ni siquiera adapta un juego, sino una novela sobre videojuegos.

Pese a que la crítica no ha sido ni mucho menos unánime, los seguidores de la saga Tomb Raider también han quedado generalmente satisfechos con la última película en llegar a los cines. Lo cierto es que, al margen de cualquier opinión, la película ha funcionado relativamente bien en taquilla, dando esperanzas a todas aquellos productores que, en los próximos meses, quieren obsequiarnos con adaptaciones como las de Proyecto Rampage, Metal Gear, The Last of Us, Uncharted o, en general, con cualquier proyecto con los videojuegos como protagonistas.

Sea como sea, algo parece ser diferente en el proceso de creación de este tipo de películas. Cada vez más, sus responsables están contando con presupuestos mayores, mejores repartos y, lo que es más importante, con la colaboración de desarrolladores u otros miembros del sector del videojuego, un aspecto del que hablaremos en el artículo de opinión que podrás leer mañana en AlfaBetaJuega. ¿Crees que, efectivamente, estamos asistiendo al renacer del cine de videojuegos?

 

Cerrar