El Señor de los Anillos: 15 cosas que no sabías de los hobbits

El Señor de los Anillos: 15 cosas que no sabías de los hobbits

Pequeños pero matones, aunque más amantes del buen comer que de tomar parte en aventuras, los hobbits son un elemento imprescindible y vital en El Señor de los Anillos, la obra de J. R. R. Tolkien en la que tienen un enorme y casi absoluto protagonismo. La raza de pequeños seres creada por el escritor ha trascendido a otros medios y ambientaciones, aunque precisamente por una de las características menos conocidas de esta raza han de ser identificados con denominaciones distintas.

Tras seis películas y todas las novelas en las que se narran las aventuras de los habitantes de la Comarca y sus vicisitudes con el Anillo Único, un fan creería conocer sobradamente todos los entresijos de los hobbits. El espectador general, en cambio, seguramente desconoce numerosos detalles sobre esta especie, una de las más reconocibles en los universos de fantasía heróica. Pongamos, por ejemplo, 15 de ellos.

Y estos 15 rasgos que no son demasiado de conocimiento general son precisamente los que recoge Screen Rant en un nuevo listado con el que aprenderás a conocer mejor a estos personajes.

En realidad no tienen los pies grandes. Eso es solo un rasgo que Tolkien describió como distintivo de un único clan, no de la raza en sí:

El nombre “hobbit” está registrado. Por ello, juegos de rol de fantasía medieval como Dungeons & Dragons usan el nombre “Medianos” (“Halflings”) para definiar esta raza, apta para la clase de ladrón.

Se han encontrado esqueletos de hobbits en el mundo real, concretamente en Indonesia. El homo floresiensis, como se conoce esta especie, medía aproximadamente 1'10 metros.

 

La Comunidad del Anillo no incluye a Fredegar “El Gordo” Bolger pero su actuación ante la invasión Nazgûl de la Comarca le convierte en un héroe, aunque su gesto heróico no ha aparecido en las películas.

Hay varios tipos de hobbits, concretamente tres. Unos, inclinados a la ganadería, otros costeros y eminentemente pescadores y finalmente los que viven en los bosques bajo las Montañas Nubladas.

A diferencia de las siete comidas al día que se describen en las películas, los hobbits en realidad solo toman seis.

Sam termina siendo el alcalde de la Comarca, obteniendo así el final feliz que sus andanzas merecen.

 

Pippin bautiza a su hijo con el nombre de Faramir Took, quien termina casado con la hija de Samsagaz Gamgee.

Los padres de Frodo, Drogo y Prímula Bolsón, murieron en un trágico accidente, el naufragio de un barco en el río Brandivino.

Aunque no tienen mucha prominencia en los libros, hay mujeres hobbits y poseen la misma autonomía y estatus que los hombres.

Aunque no tan longevos como los elfos, los hobbits tienen una alta esperanza de vida, con 100 años de media.

 

El calendario de los hobbits hace que cada año termine un sábado y empiece un viernes. Sus 12 meses constan exactamente de 30 días, con dos días festivos que no cuentan para el calendario.

Merry es en realidad el más inteligente y brillante de los hobbits, aunque en las películas esto no quede demasiado patente.

Peter Jackson no contempló otro actor que no fuera Martin Freeman para hacer de Bilbo. Para poder cuadrar su agenda con el rodaje de Sherlock, Jackson rehizo todos los plazos.

Gollum, en su identidad de Smeagol, era un Stoor, una de las tres criaturas originales de las que derivan los hobbits.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar