Escuadrón Suicida es vapuleada sin piedad por la crítica tras su estreno

Escuadrón Suicida es vapuleada sin piedad por la crítica tras su estreno

Tras el tormentoso devenir que ha tenido Batman v Superman, que no ha sido precisamente la película más querida de lo que va de año por crítica, y tampoco ha recibido las valoraciones y taquilla esperadas del público, ahora es el momento de que DC Films y Warner Bros. pasen página y cambien de tercio con una cinta más dada a la acción y con algo más de humor como es Escuadrón Suicida. La película de David Ayer se ha convertido de golpe y porrazo en la gran esperanza blanca de sus productores para 2016. Pero las primeras críticas están siendo demoledoras.

En su habitual ronda cada vez que se lleva a cabo un estreno, Entertainment Weekly recoge varias impresiones de reputados medios sobre Escuadrón Suicida, y aunque hay de todo, en su mayoría no son muy agradables. Por ejemplo, su propia valoración es que “Para DC, que la fastidió con Batman v Superman en primavera, Escuadrón Suicida es un pequeño paso adelante, pero podría haber sido un gran salto”, lo cual por lo menos indica una mejora, que ya es. Pero para Variety, la premisa ya es incoherente, señalando que “en primer lugar, los Estados Unidos no se enfrentarían a una amenaza metahumana si Amanda Waller no hubiera soltado a estos tipos de la Fuerza de Asalto X, y concluye que aunque les hubiera gustado ver la visión de Ayer, al final éste “se ve forzado a seguir el estilo de [Zack] Snyder hasta el punto de que Escuadrón Suicida se parece más a Sucker Punch”.

Si la mención de la surrealista película de colegialas luchadoras de Snyder te pone los pelos de punta, espera a ver lo que dicen en IGN: “Se podría esperar que Escuadrón Suicida fuera divertida y subversiva con una estética de colores chillones. Y así es… durante su primer acto. Desde ahí, pierde todo su encanto y se vuelve algo familiar, soso, y lo peor de todo, predecible”. No va a ser tan doloroso como la contundente valoración de The Hollywood Reporter: “Un proyecto embarullado y confuso que nunca llega a ser tan guay como se cree que es. Escuadrón Suicida reúne un equipo de supervillanos estelares y no sabe qué hacer con ellos”. Ouch. Más en la siguiente página.



Pero la que posiblemente es la crítica más cruda hacia Escuadrón Suicida viene de Vanity Fair, y lo hace sin tapujos. Atención, que se abren los toriles: “Escuadrón Suicida es mala. No mala pero divertida. No mala pero que se le puede perdonar. No la clase de película mala que es el desafortunado resultado de varios artistas luchando honorablemente por lograr algo ambicioso y quedarse cortos. Escuadrón Suicida es simplemente mala. Es fea y aburrida, una mezcla tóxica que deja en evidencia que la violencia altamente fetichizada de la película no tiene siquiera el encanto emocionante de lo retorcido o lo prohibido (Oh, cómo quiere la película ser ambas cosas). Es simplemente un coro cacofónico de machismo flácido, un vagar como alma en pena de algo sin forma y pobremente editado que añada algo de sexismo suave y una pizca de racismo a su abundante adoración por las armas de fuego. Pero quizá, lo peor de todo, es que Escuadrón Suicida es demasiado cutre y olvidable para siquiera contar como repugnante. Al menos, si fuera repugnante hubiese sido algo”. Pa’ haberse matao

Por supuesto, no sería la primera vez que la opinión de la crítica y la del público siguen caminos diferentes, y este vapuleo no garantiza que Escuadrón Suicida no sea un éxito de taquilla y le surjan aclamaciones desde debajo de las piedras. Pero cuando se empieza así, a los ejecutivos no les suele hacer gracia. ¿Crees que Escuadrón Suicida colmará las expectativas?

Cerrar