Fast & Furious pudo terminar tras la muerte de Paul Walker

La muerte de Paul Walker pudo acabar con Fast & Furious

Aunque la nueva película de la saga A Todo Gas, Fast & Furious 8, ya esté en cartelera, lo cierto es que los productores de esta serie de películas estuvieron a punto de dejar la saga en el aire tras la muerte de Paul Walker. Algo que ya se dijo en su día tras el desafortunado accidente automovilístico que acabó con la vida del actor, pero que, como recoge The Bill Simmons Podcast, estuvo más cerca de hacerse realidad de lo que a muchos les hubiera gustado.

Neal Moritz, productor de la saga, ha desvelado en esta entrevista que el fallecimiento de Walker no solo hizo que el rodaje de Fast & Furious 7 se frenase, e incluso que se llegara a paralizar, sino que estuvo a punto de suponer el final de esta película: 

“Paul era una de las mejores personas que he conocido. Todo el mundo le adoraba. Estaba lleno de vida. Era un surfista, un campista, mucho más que un actor. Incluso era muy bueno en lo que trabajaba. Honestamente, cuando eso ocurrió, cuando murió en ese accidente pensamos ‘no vamos a terminar la película; no podemos terminar la película.’ Y desde Universal nos dijeron que lo pensáramos, que nos tomásemos un tiempo para ver lo que queríamos hacer. Pero simplemente, no sabíamos qué hacer. No sabíamos qué podíamos o debíamos hacer.”

No obstante, fue a Chris Morgan, guionista de la película, a quien se le ocurrió la idea de darle el final que todos conocemos, después de echar la vista atrás y jugar con todo el material ya grabado, así como con los efectos digitales necesarios. Por cierto, ya puedes ver nuestra crítica de Fast & Furious 8, película que ya está en los cines españoles.

Publicaciones relacionadas

Cerrar