Guardianes de la Galaxia contaba con un secreto que nadie había conseguido descifrar

Guardianes de la Galaxia contaba con un secreto que nadie había conseguido descifrar

No es ninguna novedad que las historias que desde Marvel trasladan a la gran pantalla, o incluso a la pequeña pantalla, están plagadas de easter-eggs y referencias a otros proyectos, tanto del mundo de los comics, como del Universo Cinematográfico de Marvel. Hace algunos días ya te presentamos algunos de los guiños que se podían encontrar en la nueva película dirigida por James Gunn, Guardianes de la Galaxia Vol. 2.

No obstante, como informan desde ScreenRant, a pesar de que la mayoría easter-eggs de la primera película protagonizada por Chris Pratt en el papel de Peter Quill ya se habían acabado dando a conocer, todavía quedaba un secreto, que el mismo Gunn declaró que se acabaría llevando a la tumba, si nadie conseguía “descifrar el código”. Y esto ha llevado a muchos fans a investigar acerca de qué es lo que se les podría haber pasado por alto de la película original de Guardianes de la Galaxia.

Y ahora ya podría haberse descubierto cuál era ese misterio al que en su momento llegó a hacer referencia James Gunn. Un secreto que tendría que ver con la secuela de Guardianes de la Galaxia, y con su trama. Por lo que, si todavía no has ido a ver la película, y quieres evitar cualquier spoiler, te recomendamos que dejes de leer a partir de este punto.


Guardianes de la Galaxia Vol. 2 nos presenta a Ego, el padre de Quill, que no es otro sino un celestial, un ser que a priori sería inmortal, y cuyo plan es expandirse por todo el universo, aunque para ello deba ser el causante de múltiples masacres. Y el código del que hablaba Gunn tiene que ver precisamente con este personaje. De hecho, efectivamente, se trata de un código que aparecía oculto en algunas de las coordenadas que pudimos ir visualizando a medida que avanzaba la película. Sin embargo, no todas las coordenadas forman parte de este ‘mensaje secreto’, ya que en algunos casos, no se trataría más que de coordenadas correspondientes con puntos de la galaxia de Andrómeda.

De hecho, las cifras que componen el código no son más que tres. La primera, no sería en realidad una coordenada, sino una fecha, 1988; mientras que las partes restante del mensaje las encontraríamos en las coordenadas que hacen referencia a la nave de Ronan el Acusador y en las de la colonia minera de Sapiencial.

Y el código sería bastante sencillo de resolver. Ya que, mientras que algunas cifras, como por ejemplo el ‘3’ se traducirían por una ‘e’, el resto del código supondría que cada cifra se debería contar por la posición de la letra en cuestión en el abecedario; es decir, el ‘1’ correspondería a la ‘a’, así como el ‘26’, haría lo propio con la ‘z’.

Y esto nos deja el siguiente mensaje: “SHH… THIS IS MOMS CANCER… MEREDITH QUILL (E)X”. Es decir, que el causante del cáncer de Meredith Quill, madre de Peter Quill o Star-Lord, no sería otro que su ex, Ego. Algo que se nos explica en la secuela de Guardianes de la Galaxia, pero que de seguro no habría estado de más haberlo descubierto antes de su estreno.

Publicaciones relacionadas

Cerrar