Harry Potter: Lo que ocurre cuando sabes a qué casa de Hogwarts perteneces

Todos hemos soñado con que una lechuza se pose en nuestra ventana y nos lance una carta de admisión en Hogwarts, que pase el verano y al comenzar el curso sentarnos para ser enviados por el Sombrero Seleccionador a una de las casas de esta escuela. Sin embargo, ser adscrito en una de estas cuatro opciones supone también asumir ciertas personalidades, tal y como se ha visto a lo largo de la saga Harry Potter.

Porque en Gryffindor son valientes, en Ravenclaw los más listos, en Slytherin los más vanidosos y en Hufflepuff… al menos tienen salud. Sobre lo que conlleva pertenecer a una de estas casas de Harry Potter, y saberlo, trata una de las viñetas de Dorkly. Una parodia que pone sobre la mesa lo pesado que puede ser para algunos verse dentro de determinado grupo, y también para los que lo rodean.

Y tú, ¿con cuál de las casas de Hogwarts te sientes identificado?

“Definitivamente soy un Gryffindor”

“Augh. Por supuesto, un Gryffindor sólo diría una y otra vez que es un Gryffindor. ‘Ohh, miradme, soy el más valiente y el mejor en todo Hur HuR Hur’”

 

 

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

 

“Wow, eso es muy de Ravenclaw, Ravenclaw”

“No puedes controlar lo que eres en tu interior, David”

“Hey, idiotas, ¡soy un Slytherin!”

 

 

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif


“Oh, espera, no. Sólo soy un manojo de serpientes”.

“Jaja, genial, tío”

 

 

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

 

Cerrar