Harry Potter tiene un error en La Orden del Fenix que seguro no viste

Harry Potter es una de las historias más impresionantes a las que hemos asistido en los últimos años. Varias generaciones han disfrutado, disfrutan y disfrutarán de esta historia, aunque esto no quiere decir que esté exenta de errores argumentales. J.K. Rowling creó una casi perfecta narrativa en donde algunos cabos quedan sueltos y muestra de ello es uno de los errores de los que quizás no te diste cuenta en La Orden del Fénix.

La quinta parte de la franquicia Harry Potter nos desveló un gran misterio sobre Hogwarts: quiénes eran las criaturas que tiraban de los carros de los alumnos. La respuesta era los thestrals, que sólo podían ver aquellos que habían presenciado la muerte. Algo que le explica Luna Lovegood cuando el sorprendido mago advierte que estos vehículos no eran ‘automáticos’.

Es aquí en donde se produce el error. Desde el segundo curso, los alumnos de Hogwarts van en estos carros y no es hasta la quinta parte cuando Harry Potter advierte la existencia de estas criaturas. Podría pensarse que esto se debe a que el mago vivió la muerte de Cedric Diggory en El Cáliz del Fuego durante el curso anterior, pero ‘el niño que sobrevivió’ ya había pasado por situaciones familiares.

Empezando por un fallecimiento tan chocante como el de sus padres. Vale, podría decirse que entonces era un bebé que no era consciente de lo que ocurría. Pero, ¿qué hay de la muerte del profesor Quirrell en La Piedra Filosofal? También podría pensarse que Harry Potter nunca se atrevió a realizar esta confesión, pero teniendo en cuenta que tenía una fuente de información sobre criaturas mágicas tan importante como Hagrid tan cerca es difícil pensar que no fuera hasta el quinto año escolar cuando se decidiera a preguntar qué eran los thestrals.

¿Qué opinas tú, fallo de raccord o vergüenza por parte de Harry Potter para confesar que veía algo que nadie más podía apreciar?

 

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

Cerrar