Imaginando The Last Of Us: La película

The Last Of Us, ese juego que nos presentó la brillante Naughty Dog como una cruenta propuesta que trataba de alejarse del aspecto más desenfadado que ofrece la saga Uncharted. Lejos de diferenciarse de su homónimo, el título se convirtió en todo un referente del fin de la pasada generación, ofreciendo una aventura de magnitudes épicas en PlayStation 3, que ayudó a catalogar el juego como uno de los más impactantes y espectaculares que hemos recibido en los últimos tiempos. El resultado no es fruto de la casualidad, ya que desde la compañía de la huella han realizado un gran trabajo para conformar esta historia de supervivencia, centrada en el componente humano a la hora de afrontar una situación tan difícil como una cuarentena a causa de una terrible infección.

Uno de los principales responsables de esta propuesta ha sido Neil Druckmann, guionista del videojuego, que también se ha querido embarcar en la adaptación cinematográfica del mismo que ya se anunció hace varios meses. Y, aun habiendo pasado un tiempo más que considerable desde que conocimos que The Last Of Us se trasladaría a la gran pantalla, han sido pocos los detalles que se han ofrecido sobre lo que nos podremos encontrar en el film. Hasta ahora sabemos que se pretende crear una historia bastante fiel a lo que hemos podido ver en el videojuego, pero evidentemente en dos o tres horas es imposible contar todo lo que nos ofrece el título en quince o dieciséis. Partiendo de esta premisa, ¿cuáles son los elementos que deberían estar presentes en la película de The Last Of Us? ¿Cómo podemos recibir una excelsa adaptación del videojuego con esta limitación? Eso es precisamente lo que vamos a tratar de imaginar. Por supuesto, os advertimos de que las siguientes líneas contienen spoilers sobre el juego.

Una de las preguntas más frecuentes entre todos los que esperan como agua de mayo la película de The Last Of Us es quiénes interpretarán a los personajes protagonistas del videojuego. Las personalidades que caracterizan tanto a Joel como a Ellie han marcado en gran medida a los jugadores, por lo que será difícil encontrar a la persona perfecta para interpretar a estos dos supervivientes. Por el momento, las miradas se están centrando más en el papel de Ellie, que tal vez sea en el que haya que andarse con más cautela, ya que la evolución del personaje es una de las claves del juego, algo que debe trasladarse del mismo modo en la película. Es indudable que las facciones de la chica nos recuerdan de manera irremediable a Ellen Page, pero dado el paso de los años, parece difícil imaginar que sea la actriz perfecta para interpretar el papel de una adolescente hoy en día, por lo que, con todo el dolor de nuestro corazón, no nos queda más remedio que descartarla. Aquí entraría para nosotros el nombre que suena en todas las quinielas, ya que Maisie Williams parece encarnar todos los requisitos que le pueden llevar a interpretar a una Ellie más que acertada y cercana a la imagen del videojuego, situándose levemente por delante de Chloë Grace Moretz, que no sería una mala candidata de fallar finalmente la señorita Williams. 

En lo respectivo a Joel parece haber menos dudas para los fans, ya que Hugh Jackman parece reunir todos los requisitos que requiere el personaje, aunque no estaría de más hacer caso a un maestro respecto al personaje como Troy Baker y decantarnos por Josh Brolin o Joel Edgerton, que podrían realizar una más que digna interpretación de nuestro protagonista. Personalmente nos decantamos por Jackman, porque tal vez sea una apuesta sobre seguro, en detrimento de las otras dos opciones que barajamos, aunque no nos cabe duda de que serían capaces de sacar todo el partido que requiere la personalidad de Joel.

Y una vez elegidos los actores protagonistas, que es una elección que siempre recae en cuestiones de gustos, nos centramos en lo verdaderamente importante: la adaptación del guión correspondiente al videojuego en una película. Decíamos anteriormente que trasladar las quince o dieciséis horas que contiene The Last Of Us no será nada fácil, por lo que tendremos que quedarnos sin algunas de las escenas que disfrutamos con nuestras consolas PlayStation y prescindir de elementos que nos hicieron disfrutar en dichas plataformas. Por lo tanto, ¿hacia dónde debe dirigirse la película de The Last Of Us?

Uno de los elementos que más destacan de este increíble videojuego es el componente humano que predomina por encima de todas las cosas, algo que vamos notando en mayor medida al avanzar en la historia y descubrir la evolución de los personajes. Esto no solo es algo que no debería pasar desapercibido en esta adaptación, sino que debería convertirse en la piedra angular sobre la que gire todo lo demás. De este modo, la evolución de Joel y Ellie debe ser fundamental a la hora de contarnos su historia, ya que su unión, con caracteres tan opuestos, es lo que verdaderamente atrae de esta conmovedora historia.

El componente emotivo que nos gustaría ver en este proyecto justificaría completamente que la película se iniciara de la misma forma que el videojuego, ya que su prólogo es una absoluta maravilla y nos adentra en la crueldad que nos espera desde este punto en adelante, por lo que no se nos ocurre una mejor forma de empezar esta historia que empatizando con Joel y conocer su carácter desde los primeros minutos. Evidentemente, los acontecimientos que se desarrollan a continuación nos ofrecen una profundidad en torno a la infección que se extiende por el mundo, aunque se realice de manera muy lenta para lo que debe ser el desarrollo de una película, aunque el juego ya está tratando con una gran inyección cinematográfica. 

En este aspecto, en el videojuego asistimos a cuatro estaciones con una duración de lo más extensa, con lo que probablemente no se podrán trasladar todas con la misma fidelidad. Aquí nos gustaría destacar la importancia del invierno, que debería ser uno de los puntos álgidos de la trama, donde comenzamos a adentrarnos en la verdad de todo lo que está pasando en el mundo, así como la acción del grupo Los Luciérnagas y su importancia en el asunto. Sin olvidarnos de los emotivos momentos que vivimos en el videojuego junto a Ellie, tratando de salvar la vida de Joel, al tiempo que experimenta una de las escenas más horribles e impactantes que pudimos presenciar. Definitivamente, el invierno debe ser una parte muy importante en lo que Druckmann y compañía tengan que contarnos en la película. Esto ayudaría a acelerar el proceso de los acontecimientos que viven nuestros dos protagonistas, haciendo hincapié en los cliffhangers que nos deja cada final de estación, aunque sin profundizar en exceso en cada una de ella (tal vez remarcaríamos la visita sorpresa de Joel a su hermano, ya que puede resultar clave en el final de la aventura).

Algo que sí sería interesante en la película es alejarnos levemente de Joel y Ellie para conocer otras situaciones acerca de la pandemia que se extiende sin remedio. Aunque The Last Of Us es una historia de supervivencia, también presenciamos momentos de acción trepidante, que podrían aprovecharse de manera increíble en la película, con la introducción de grandes efectos especiales en momentos ajenos a lo que presencian nuestros protagonistas en su periplo: explosiones, derrumbamientos de edificios, escenas de tiroteos…todo en función de crear una atmósfera mucho más espectacular acorde con una película de estas características. Conocer lo que ocurre en el mundo, a través de otros personajes a los que perdemos la pista, por ejemplo, podría ofrecer dinamismo a la hora de contarnos lo que está sucediendo. 

¿Y qué hay de nuestros enemigos? Como ya sabéis, en el videojuego tenemos que hacer frente a diferentes versiones de infectados, al igual que a los supervivientes que tratan de conservar los elementos que aún los mantienen con vida. Una lucha a dos bandas que debería trasladarse con la misma crueldad que se produce en el videojuego, aportando ese toque de locura característico en estas situaciones. Centrándonos en los infectados, sería más que interesante observar las criaturas aisladas con las que se topan Joel, Ellie y sus diferentes acompañantes, mezcladas con las grandes hordas que deben tomar las ciudades de los Estados Unidos, para mantener la tensión y hacernos una idea de la situación crítica que vive el país. 

Para finalizar, evidentemente el argumento debería girar en torno a nuestra joven protagonista, ya que al fin y al cabo Ellie es la verdadera clave de la historia que nos quiso contar Naughty Dog. De este modo podríamos asistir a determinados puntos de la historia que la propia joven nos avance a través de una recurrente voz en off, simplificando algunos sucesos del videojuego, contando sus vivencias. Esto ayudaría a avanzar en su desarrollo de un modo dinámico e inmersivo, empatizando con la chica desde el comienzo de la aventura.

En definitiva, el traslado hacia la película debería tratarse con los mismos elementos que hemos podido disfrutar en el videojuego. Un prólogo emotivo, una historia intrigante e impactante, basada en la supervivencia, donde no existan los héroes, solo personas. Este tratamiento proyectado a través de Joel y Ellie puede dar como resultado una cinta de lo más interesante que consiga reunir todos los elementos necesarios para impregnarnos de la historia que ya ha conseguido cautivarnos en una ocasión. ¿Lo conseguirá una segunda? El tiempo, y Neil Druckmann, lo dirán.

Juan Montes

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar