Independence Day: Una Historia de Star Wars fusiona de forma absurda las dos licencias

Ahora que en la saga Star Wars vamos a ver spin-off que ampliará el universo de las películas (después de que casi todo el universo expandido anterior haya sido despachado del canon) puede que Disney esté abierta a experimentar nuevas fronteras. Como los crossovers. Y así, mediante acuerdos como el que ha propiciado que Sony ceda a Spiderman para volver a la que es su casa y ver cómo los billetes llueven a espuertas, quién dice que un día no podamos ver, por ejemplo, un cruce entre Independence Day y Star Wars. Ya, si ya sabemos también que no va a suceder nunca. Y si sucede será porque todos lo habremos permitido.

Pero siempre podemos quedarnos con la imaginación de los fans y el talento de canales como PistolShrimps, que nos ofrece un vistazo tremebundo a lo que podría liar Will Smith si le dan el control de una nave en plena batalla de Yavin. Es algo que puede ver en este cómico crossover adecuadamente titulado Independence Day: Una Historia de Star Wars.

 

 

Porque a veces la Fuerza no basta. Hay ocasiones en la que hace falta tener de tu lado a Will Smith y a Jeff Goldblum, y en lugar de confiar en conseguir hacer un disparo entre un millón, infectar el caza de Darth Vader con un virus informático que lo mande a paseo. Así como se hacen las cosas en la Tierra. Como puedes ver.

Para que aprendan a no ir volando la Casa Blanca así como así. ¿Pagarías por ver esta historia en el cine?

Cerrar