La Bella y la Bestia. ¡Ya la Hemos Visto!

La Bella y la Bestia: ¡Ya la Hemos Visto!

Disney nos ha ofrecido a lo largo de los años preciosas películas en donde sus personajes y canciones nos han encandilado haciendo que repitamos una y otra vez los versos de estos temas. Como todo clásico, ya sea de dibujos animados o de carne y hueso, reeditar una de estas historias es algo difícil. En este 2017 asistiremos a la llegada de La Bella y la Bestia, una propuesta que no solo se ha atrevido a volver a hacer este precioso cuento, sino que en esta ocasión ha apostado por actores reales para tomar el relevo de aquellos personajes tan famosos.

Al frente de esta película estará Bill Condon (Mr. Holmes), quien dirige a un equipo conformado por Emma Watson (Harry Potter) como Bella y Dan Stevens (Downton Abbey) como Bestia. Pero el resto del reparto tampoco se queda atrás, el séquito encantado del príncipe maldito estará compuesto por Ian Mackellen (El Señor de los Anillos) como Din Don, Ewan McGregor (Star Wars) como Lumière y Emma Thompson (Love Actually) como la señora Potts. El resto del elenco lo componen Luke Evans (El Hobbit: La Desolación de Smaug) como Gastón, Kevin Kline (El Valiente Desperaux) en el papel del padre de Bella, y Josh Gad (Pixels) como Le Fou.

La película nuevamente se inicia de igual modo: la historia de un príncipe vanidoso que niega amparo a una bruja que termina por condenarlo a él y a su servidumbre a vivir como una bestia y objetos hasta que alguien sea capaz de amarlo. Una rosa marca el tiempo que queda hasta que esta maldición sea eterna: una rosa de la que cuando caiga el último pétalo, esto será una realidad. En el otro lado de la mesa encontramos a Bella, una joven adelantada a su tiempo que no acepta el día a día que le ha tocado vivir en su pequeña aldea que le pone límites a sus ganas de prosperar.

Este papel de Bella es un papel que ha cambiado bastante respecto a la versión de dibujos animados. Los tiempos cambian y las princesas Disney también lo han hecho. La versión de Emma Watson es una mujer capaz de actuar por sí misma, no tiene que ser salvada y ella se basta. Atrás quedaron los días en los que el príncipe azul salva a la chica en apuros, ahora esta figura sólo sirve para nombrar al anhelo de Bella por encontrar a alguien que corresponda su personalidad, no alguien que la salve de los peligros que la rodean.

Pero si hay algo que en Disney no cambia es su capacidad para emocionarnos. Aunque esté protagonizada por personas reales, la puesta en escena en ocasiones nos hace sentir dentro de una cinta de dibujos animados. Colores, animaciones y muchas canciones que nos trasladan a esa sensación que nos dio la película que en su día se nos ofreció. La Bella y la Bestia es todo un espectáculo en muchos sentidos y no te deja un momento tranquilo, ya sea acompañando con las palmas de tu mano las canciones de este largometraje o haciéndote encoger el corazón en momentos inocentes.

 

Los personajes quedan muy definidos y en esta ocasión merece la pena destacar el papel de Luke Evans, Gastón. Hay quien opina que hacer del malo es una cosa bastante difícil, ya que interpretar este papel supone hacer repeler al público su personalidad. No hay forma de coger algo de cariño a este personaje, cualquier acción que realiza está encaminada a causar repulsión en el público.

Se trata de alguien realmente odioso. Eso sí, no hay que quitar mérito a Emma Watson que es una Bella bastante convincente y que se ha ganado pasar a la historia como una de las princesas Disney por méritos propios, además es fantástico ver a la actriz recitar las canciones de esta película, es una de las cosas más bellas que se hayan visto nunca.

En definitiva, La Bella y la Bestia ha conseguido hacer de esta película una réplica de sus grandes cintas: un espectáculo que no da lugar para el aburrimiento. No se trata de una copia de su predecesora animada, es un largometraje con identidad propia y que no se ha limitado a calcar plano por plano y estrofa por estrofa. Muchas canciones han cambiado al igual que algunos elementos de la historia. Pero desde luego, lo que sigue en pie es la magia de Disney, la cual ha encontrado eco aquí. La Bella y la Bestia es una película que merece ser vista y formar parte de este fenómeno que va a ocupar el diálogo de muchos.

La Bella y la Bestia llegará el próximo 17 de marzo a los cines y promete llegar al corazón de todo aquel que se siente en la butaca y salga del cine recitando las canciones de esta cinta, como ya hiciera cuando vimos la versión en dibujos animados.

Cerrar