La guerra del CGI, mañana en nuestro artículo de opinión

La guerra del CGI, mañana en nuestro artículo de opinión

El reciente spin-off de la franquicia Star Wars, titulado Rogue One, ha vuelto a reabrir un debate que hace dos años vivimos con la última entrega de Los Juegos del Hambre y, más adelante, con Fast & Furious 7. La séptima entrega de la saga apostaba por el uso de efectos digitales para finalizar una película que Paul Walker no había podido finalizar tras fallecer en un terrible accidente automovilístico.

Hace poco, los responsables de Disney y Lucasfilm apostaban por la misma técnica para revitalizar a un cameo que no desvelaremos y, sobre todo, al Grand Moff Tarkin, interpretado por Peter Cushing en La guerra de las galaxias, estrenada en 1977. En este caso, la excusa de los guionistas, criticada por parte de algunos seguidores, ha sido meramente argumental, justificando así la recreación del rostro del actor mediante CGI.

Por ese motivo, en nuestro nuevo artículo de opinión de mañana reflexionaremos en torno al uso de los efectos digitales para traer de vuelta a profesionales de la actuación fallecidos o sobre los que los estragos de la edad ya han hecho mella. Parece que la recientemente fallecida Carrie Fisher ya había filmado todas sus escenas del Episodio VIII. Sin embargo, ¿sería ético que los productores hiceran uso de esta práctica para finalizar la nueva saga?

Publicaciones relacionadas

Cerrar