La película de Warcraft fue "un campo de minas” para su director

La película de Warcraft fue “un campo de minas” para su director

Estrenada hace dos años, Warcraft: El Origen no acabó de convencer al público ni a la crítica, que se sintieron generalmente decepcionados ante una de las adaptaciones más esperadas de la industria del videojuego. Aprovechando el estreno de su nueva película, Mudo, el director Duncan Jones ha decidido echar la vista atrás y confesar abiertamente el reto que le supuso enfrentarse a un rodaje como el de Warcraft.

En un encuentro con SyFy, el británico ha expuesto los principales obstáculos que se encontró mientras trabajaba en el film: «Me vi obligado a hacer numerosos cambios y concesiones a causa de las presiones políticas y a la naturaleza del film. Fue una situación bastante triste. Maduré y comprendí cómo debía lidiar con este tipo de situaciones, con las que no me había encontrado hasta entonces en mi vida profesional. Aunque, en ese momento, lo cierto es que me sentí bastante afectado”, ha explicado Jones en unas declaraciones que recoge GameRanx.

«Warcraft se convirtió en un campo de minas político según iba avanzando el rodaje. Creo que acabamos reescribiendo gran parte del guion y, cuando estás rodando y escribiendo la película al mismo tiempo, es muy complicado y a veces descorazonador”, ha añadido antes de referirse a la presión añadida que suponía trabajar en una de las licencias más exitosas de Blizzard: “Hablamos de uno de los videojuegos que más dinero les ha hecho ganar, más de mil millones de dólares en un año… Así que esa presión se sumaba también a un escenario muy activo y convulso”.

¿A qué tipo de influencia política crees que hace referencia Duncan Jones?

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar