Las películas más violentas de Marvel

Las películas más violentas de Marvel

El mundo de los superhéroes está plagado de violencia, tanto si estos quieren como si no. Y el universo cinematográfico de Marvel no iba a ser distinto. Porque aunque algunos de sus cómics suelen ser bastante más explícitos que sus películas, algunos films de esta compañía nos han dejado escenas muy brutales. Sin embargo, en esta ocasión no vamos a centrarnos en películas con un par de escenas violentas.

De la mano de ScreenRant te traemos la siguiente lista, que incluye las películas más violentas, en su conjunto, de Marvel. Una lista que no tiene nada que ver con las perores películas inspiradas en franquicias de la Casa de las Ideas. ¿Echas en falta alguna película más?


Guardianes de la Galaxia

Aunque cueste creerlo, a pesar de su estilo familiar y de su buena música, Guardianes de la Galaxia es una película más oscura de lo que muchos pudieran imaginar. Y es que según un estudio que analiza las películas con más muertes en pantalla, Guardianes de la Galaxia se situaría en un puesto significativamente elevado con 83.871 fallecidos. Si no logras situarte, recuerda la escena de Nova Corps creando una barrera para detener a Ronan.

X-Men: Días del futuro pasado

La película nos sitúa en un mundo donde los mutantes son perseguidos hasta la muerte. Y para hacer mayor énfasis en la oscuridad de este film, no tenemos mas que fijarnos en sus primeras escenas, sobre todo en aquella en la que, a pesar de sus esfuerzos, varios mutantes acaban cayendo de forma bastante violenta ante las garras de los Centinelas.


Blade: Trinity

A pesar de las desafortunadas críticas detrás de esta película dirigida por Guillermo del Toro, Blade: Trinity cuenta con algo bueno para los amantes de las luchas y la violencia. Porque, haciendo honor a los dos films que llegaron antes también protagonizados por el cazavampiros, Blade: Trinity es una película que no destaca precisamente por su falta de escenas violentas. Matar vampiros es lo que tiene.


Spiderman

La primera película de este superhéroe dirigida por Sam Raimi no destaca particularmente por su violencia si la comparamos con otras cintas. Sin embargo, quién podría olvidar el primer asesinato de Norman Osborn como el Duende Verde, o el enfrentamiento final entre éste y nuestro héroe arácnido.

The Punisher (1989)

Haciendo honor al género de películas más destacado de esta década, The Punisher nos dejó una cinta de acción en la que Dolph Lundgren se dedicaba a perseguir y, posteriormente, acabar con la vida de distintos miembros de la mafia. Sin olvidarnos del inmenso arsenal del que hacía gala su personaje.


Capitán América: El Soldado de Invierno

Aunque al Capi nunca le ha llegado a importar mancharse las manos, en esta película asistimos a varias escenas que nunca nos habríamos imaginado con Steve Rogers como protagonista. Para empezar, una de las escenas más violentas del film tiene lugar a bordo del barco que el Capitán América y Viuda Negra se encargan de “limpiar”. Y, para continuar, no tenemos más que fijarnos en que el Soldado de Invierno es un frío y despiadado asesino con un demasiado largo historial de víctimas.


Daredevil

La fracasada versión de este personaje que Ben Affleck intentó llevar a la gran pantalla ya cuenta con bastantes escenas violentas de por sí. Pero, en un intento por solucionar algunos de los grandes problemas del film, y de salvar su película, FOX se dedicó a añadir nuevo metraje para la versión ampliada que, como no podía ser de otra forma, no destacaba precisamente por su falta de sangre. De esta forma podemos asistir ante nuevas palizas de muerte, personajes cercenados por trenes, etc.

 

Blade

De nuevo volvemos a encontrarnos con el vampiro que se dedica a cazar vampiros. En esta ocasión la película ya nos dejó bastante claro que no iba a ser para niños con una de sus primeras escenas. Sí, la escena de la masacre en la discoteca que todos recordamos, aunque esto no tiene que ser necesariamente lo más violento del film.


Lobezno inmortal

En esta película asistimos a la llegada del mutante con garras de adamantium a Japón. Y ya se sabe que por donde pasa Lobezno siempre aparece algún que otro cadáver. Por lo que en Lobezno Inmortal no iba a ser distinto. Además, aunque en la versión para la gran pantalla no faltó violencia, en la versión extendida sus responsables pensaron que lo que había hecho fracasar la película era, precisamente, su falta de sangre, así que se dedicaron a añadirle litros y litros de este líquido rojo.


El Castigador (2004)

En esta ocasión asistimos a una historia algo más centrada en los cómics de este personaje; por lo menos ahora ya llevaba su característica calavera. Y aunque sigue siendo una película de acción, a pesar de contar con menos muertes que aquella protagonizada por Lundgren, no se queda demasiado rezagada. Sin embargo, la verdadera razón de que se encuentre por encima de su predecesora en esta lista son las diversas formas de matar de Frank, que no siempre tiene una pistola a mano, junto con la escena del asesinato de toda su familia al completo.

Blade II

De nuevo Blade entra en esta lista con otra de las películas dirigidas por Del Toro. En esta ocasión el cazavampiros vuelve a compartir el filo de su espada con innumerables víctimas no humanas. Pero, además, en esta ocasión lo hace acompañado de un grupo variopinto de vampiros a los que no les importa demasiado si los muertos son humanos o vampiros.


Kick Ass

Ya lo dice su propio título. Kick Ass es una de esas películas que vamos a ver sobre todo por las escenas violentas. Y si encima la protagonista es una jovencísima Chloë Grace Moretz, pues mejor que mejor. Sin embargo, aunque las escenas de lucha son un gran atractivo en esta película, sus muertes tampoco se quedan muy atrás… sobre todo aquella en la que los protagonistas vuelan por los aires a uno de los malos con un lanzacohetes.


El Castigador: Zona de Guerra

A pesar de la maravillosa recreación de este personaje en la segunda temporada de Daredevil de Netflix, su segunda película sigue siendo la más brutal protagonizada por Frank Castle. Y para muestra el gran número de cabezas reventadas con que cuenta esta adaptación.

Deadpool

Aunque lo haga siempre con humor, e intente quitar hierro al asunto, Wade Wilson es un sicario. Y Deadpool está llena de muertes de todo tipo: desmembramientos, decapitaciones, tiros en la cabeza… Quién podría olvidar a este antihéroe cortándose la mano para evitar así “acompañar” a Coloso.


Logan

En el primer puesto encontramos la película más reciente de Lobezno. Y aunque en muchos casos las muertes se tapen con distintos efectos de cámara, el mero hecho de ver el gesto de la cara de Logan o de Laura, y la brutalidad de sus golpes, ya sirven para demostrar la razón tras la calificación de edades de este film. Además, Logan cuenta con un gran número de muertes de las que sí que somos totalmente testigos.
 

Publicaciones relacionadas

Cerrar