Los superhéroes del Universo Cinematográfico Marvel, clasificados de más débil a más fuerte

Atención: Esta noticia puede contener spoilers sobre películas de Marvel Studios.

Lo que son las cosas. Hace unos años, cuando dos fans coincidían en una tienda de cómics solían surgir debates como quién sería más fuerte de entre dos o más superhéroes de Marvel o de DC. Ahora, en el caso de la Casa de las Ideas, esta misma pregunta hay quien se la hace frente a las taquillas del cine. Y es que el desembarco de los superhéroes en las producciones de Marvel Studios ha hecho mella en un público que antes no estaba familiarizado con ellos, pero que ahora ya cuenta los días para el estreno de Thor: Ragnarok y se prepara para el debut en solitario de Black Panther.

Como es posible que esta falta de familiaridad no deje muy claro qué niveles de poder tiene cada héroe, el portal Screen Rant ha hecho su propia clasificación de 22 superhéroes que hasta el momento hemos visto incluidos en el Universo Cinematográfico Marvel. Una lista que incluye también producciones televisivas como Agentes de S.H.I.E.L.D. o las series de Netflix, puesto que aunque sus personajes no se hayan visto las caras salvo casos contados (siendo el agente Coulson y Nick Furia los mayores nexos de unión), transcurren en el mismo universo. También hay que hacer notar que faltan algunos nombres en ella.

Tampoco se tiene en cuenta el potencial de los héroes, sino que simplemente se han evaluado por sus méritos mostrados en metraje. En cualquier caso, te ayudarán a hacerte una mejor idea de quién es quién entre todos estos chalados en mallas que van por ahí salvando el mundo si tu conocimiento sobre Marvel no es enciclopédico. Estos son los 22 superhéroes del Universo Cinematográfico Marvel que Screen Rant ha clasificado de más débil a más poderoso:

Medusa: La reina de los Inhumanos puede mover su pelo a voluntad. No es especialmente útil…

Falcon: La maniobrabilidad de Sam Wilson es su mejor baza, pero en términos de poder lo lleva crudo.

Daredevil: Nadie querría enfrentarse a Matt Murdock cuerpo a cuerpo. Nadie normal, es decir. Contra Hulk o Stephen Strange, la cosa cambia.

Iron Fist: Este es el primer caso de un héroe con un potencial demoledor que todavía no ha dominado. Hasta entonces, Danny Rand tiene mucho que mejorar.

Jessica Jones: No está nada mal tener superfuerza, pero carece de entrenamiento adecuado.

Luke Cage: A la misma superfuerza hay que sumar piel invulnerable. Buena combinación, pero se ha visto que se puede volver en su contra.

Soldado de Invierno: Bucky Barnes tiene fuerza, velocidad y resistencia aumentadas, y un cierto factor curativo por el tratamiento recibido en aras de replicar el suero del Supersoldado. Pero sigue siendo la marca blanca del Capi.

Spiderman: El único motivo para que no esté más arriba es su inexperiencia. De lo contrario, la fuerza y agilidad proporcionales a las de una araña de las que dispone Peter Parker junto con un sentido arácnido que se ha reconocido que existe en esta encarnación y la propia capacidad de resolución de Peter hacen de Spidey un contrincante capaz de medirse a cualquiera.

Capitán América: Steve Rogers está dentro de lo superhumano y es un verdadero genio táctico en combate, por no hablar de las diabluras que hace con su escudo. Según Screen Rant es un «atleta olímpico sobrecargado», pero debemos discrepar. Es su lista…

Black Panther: Un entrenamiento concienzudo y un traje completo de vibranium hacen de T'Challa un tipo más que preparado. De todas formas, conoceremos mejor sus habilidades el año que viene.

Ant-Man: Scott Lang es la pesadilla de cualquier tipo grandote, que ni siquiera se lo verá venir. Además, mantiene una fuerza proporcional que le permite golpear igual de fuerte que a tamaño natural. Y en última instancia, siempre puede volverse gigante.

Máquina de Guerra: La tecnología Stark al servicio de un militar condecorado siempre es garantía. Pero a James Rhodes le falta experiencia y algo de malicia.

Iron Man: Genio, millonario, filántropo… y con una armadura de tecnología punta. Una mezcla de recursos que lo sitúan en el cúlmen de lo humanamente posible.

Temblor: Daisy Johnson, agente de S.H.I.E.L.D., obtuvo de la niebla terrígena el poder de liberar su capacidad como Inhumana para provocar seísmos. Además, posee entrenamiento de espía.

Rayo Negro: Es un poco fastidiado que tu único poder sea tu propia voz, pero teniendo en cuenta que el más leve susurro puede destruir un barrio entero…

Motorista Fantasma: Ríete del nombre, pero hablamos de un demonio en el más estricto sentido. El alcance del poder de esta encarnación aún no ha quedado claro, pero desde luego es grande.

Visión: Si cogemos un sintezoide con la capacidad de mutar su densidad (lo que repercute en la propia fuerza) y atravesar objetos, concentrar energía solar en un poderoso rayo y encima lo alimentamos con una Gema del Infinito, el resultado es Visión. El único tipo aparte de Thor que ha podido levantar su martillo como si nada.

Bruja Escarlata: Los poderes de Wanda Maximoff ya la colocan en los cómics como una mutante de alto nivel. En el cine de momento no ha alterado la realidad por completo con solo tres palabras pero dale tiempo.

Doctor Strange: A uno no le llaman el Hechicero Supremo porque sí. Stephen Strange va a ser uno de los pesos pesados del futuro del UCM, y si no, al tiempo.

Thor: Hablamos de un dios, o al menos del concepto que un terrestre tiene de dios. Solo por su poder crudo ya está en el podio.

Hulk: El mortal más poderoso que existe tampoco lo es gratis. Hulk no es simplemente un ser aberrantemente fuerte. Es que, además, es más fuerte aún cuanto más se enfada, y siempre suele estar muy enfadado.

Starlord: Seguramente el héroe más poderoso visto en pantalla haya dejado de serlo tras Guardianes de la Galaxia Vol. 2. Pero repasando, Peter Quill tiene el poder de un Celestial, el cual ya manifiesta al final de la anterior película sosteniendo una Gema del Infinito y en el clímax de su secuela. Esto le coloca en niveles cósmicos, muy por encima del resto.

 

Cerrar