Netflix carga de manera tajante contra las crítica por sus malas opiniones

Crítica y público no suelen coincidir en gustos y declaraciones, aunque se piense lo contrario. En infinidad de medios y producciones hemos visto como no había acuerdo entre ambas partes y, hace poco, hemos podido ver en Netflix un caso que refleja perfectamente este abismo de opinión con Bright, la película protagonizada por Will Smith y Joel Edgerton que tanta polémica y espectadores ha reunido desde su estreno en diciembre.

Las constantes cargas contra el filme han hecho que Reed Hastings, CEO de Netflix, salga a la palestra para poner las cosas en su sitio, pero sobre todo para lanzar unas duras declaraciones contra los críticos. Hastings ha tenido una charla con The Wrap en la que no se ha cortado un pelo a la hora de hablar sobre lo sucedido con la última gran producción de la plataforma:

“Los críticos están totalmente desconectados de los gustos del público. Si las personas ven la película y les gusta… Eso es lo que mide el éxito para mí. La crítica es importante dentro del proceso artístico, pero está completamente desconectada de las expectativas comerciales de un filme.”

Tiene razón al señalar que ha habido una gran cantidad de espectadores, aunque una cosa bien distinta es que todos hayan quedado conformes con la calidad del largometraje. Puede que esta vez sí haya cierta coincidencia entre el público y los críticos, o puede que Hastings tenga razón. Sea como fuere, Bright ya ha confirmado su secuela y Netflix no tiene intención de echar el ancla con esta franquicia que ha creado.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar