Nicolas Cage la lía por robar el cráneo de un dinosaurio

Nicolas Cage la lía por robar el cráneo de un dinosaurio

Mongolia, tierra de misterios y de culturas ancestrales. En la cuna de uno de los mayores imperios de la historia de Asia, una valiosa reliquia ha sido robada. Un hombre, alguien que ya ha participado en la búsqueda de tesoros, un individuo que ha mirado al peligro a los ojos, se ve ahora en la misión de devolverla. De devolver el cráneo robado de un tiranosaurio valorado en 276.000 dólares. Ese hombre es Nicolas Cage… y esto no es el argumento del estreno del próximo verano, sino una noticia de la vida real.

Nicolas Cage, que ya las pasó canutas cuando perdió su preciado ejemplar original del número 1 de Action Comics, no gana para disgustos con sus obras de arte. Como cuenta The Verge, en el año 2007 el famoso actor compró de la galería I. M. Chait un cráneo de la especie Tarbosaurus Bataar, derivada del tiranosuario, después de que el mercader Erick Prokopi, encarcelado en 2014 por exportación ilegal y contrabandismo de restos prehistóricos, le vendiera a dicha galería la pieza en cuestión. Cage, que solo quería una pieza única por la que pagó la friolera de esos 276.000 dólares, se ha visto en medio de todo el asunto y con la tesitura de tener que devolver los restos al gobierno de Mongolia, donde la retirada de fósiles es un crimen desde 1924. Algo que el actor ha cumplido voluntariamente tan pronto como el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos le ha informado de que su pieza podría haber sido objeto de un posible delito.

Desde luego, lo de Cage con el coleccionismo es para hacérselo mirar. ¿Le habrá inspirado este episodio para rodar La Búsqueda 3?

Publicaciones relacionadas

Cerrar