No Solo Gaming: Analizamos El Jardín de las Palabras, una pequeña joya de Makoto Shinkai

En la última década, la animación japonesa no pasa por sus mejores momentos en cuanto a series se refiere. En cada temporada siempre podemos salvar alguna que otra serie y sigue habiendo títulos de una calidad innegable pero lamentablemente ese porcentaje es bastante bajo, sin embargo, si orientamos nuestras miras hacia los largometrajes podemos encontrarnos con un panorama bastante diferente. Películas de muchísima calidad se realizan año tras año mostrándonos que aún se siguen haciendo productos de mucho nivel y que no hay que perder la fe en la animación nipona. En el artículo de hoy hablamos de uno de los directores más laureados en los últimos años centrándonos en una de sus películas más alabadas tanto por el público como por la crítica: El Jardín de las palabras, editada en nuestro país por Selecta Visión.



Cuando un director de animación acumula tantos elogios y hasta se le compara con todo un maestro en este género como Hayao Miyazaki, algo deben tener sus películas. Makoto Shinkai, director de esta película y de otras de muchísimo éxito como por ejemplo 5 centímetros por segundo, se ha ganado a pulso meterse en el listado de los grandes nombres de la animación japonesa de los últimos años codeándose con directores de la talla del ya mencionado Hayao Miyazaki, Isao Takahata o Mamoru Hosoda entre otros.

Su buen hacer en la dirección, destacando en la forma de narrar y en los fondos que nos muestran, hacen que visionar cada trabajo suyo sea una auténtica delicia y, como no puede ser de otra forma, El Jardín de las Palabras, film que comentamos hoy, es un claro ejemplo del genial trabajo que hace su director en cada largometraje.



De qué va: Takao Akizuki, un joven estudiante de 15 años cuyo sueño oculto es ser diseñador de zapatos, adora los días de lluvia y los aprovecha para de camino a la escuela dar un paseo por el parque. Un buen día, aprovechando la lluvia mañanera, decide no ir a la escuela y hacer una parada en el parque por el que suele pasear para dedicarse a diseñar algún zapato que tiene en mente pero ese día iba a ser distinto a los demás. Takao se encuentra sentada en un banco techado a una misteriosa chica de la que poco sabe pero que le llama poderosamente la atención. A partir de ahí, se inicia una preciosa relación de ambos personajes que dedican los días de lluvia para conocerse mejor y a saber sobre sus vidas que esconden más de una sorpresa.

Opinión Personal: No me gusta demasiado el hecho de que cada vez que hay un director de animación que destaca se le ponga la etiqueta de “el nuevo Miyazaki”, y es que ese calificativo puede pesar demasiado y hacer que de entrada ya no sea justo con la valoración que podemos darle al trabajo del director en sí. Prefiero decir que estamos ante un director cuyas películas son de una calidad indiscutible y puede estar a la altura de directores de la categoría de Miyazaki porque está claro que, en el caso que nos ocupa, Makoto Shinkai tiene su propia personalidad y forma de narrar que le hacen tener un merecido nombre propio sin tener que compararle con nadie.



Centrándonos en la película en sí, indudablemente estamos ante un film hecho con una sutileza y dedicación que se transmite fotograma a fotograma. Genialmente narrada, con un ritmo perfecto, nos adentra en una simple pero a la vez magnífica historia de amor y confianza entre dos personas que no se conocen absolutamente de nada y que no saben qué camino han seguido sus vidas para llegar al punto en el que se han encontrado.

Cuenta con una animación de un nivel altísimo que se ve perfectamente acompañada con unos fondos muy detallados y de un colorido espectacular y una banda sonora que nos adentra mejor si cabe en una historia que nos va envolviendo poco a poco, casi sin darnos cuenta, hasta llevarnos a un final muy emotivo.

Maravillosa película en la que quizás un poquito más de metraje, no llega ni a la hora, le hubiera hecho ser aún mejor. De todas formas estamos ante una pequeña joya de la animación que no hay que dejar de ver.


 
Edición Española: Vuelve a ser Selecta Visión la que nos trae otra gran película de la animación japonesa y es que, lamentablemente, son pocas las empresas que en nuestro país se atreven a traer estos productos. Como suele ser habitual nos muestran una edición en DVD y BluRay, siendo más completa la de este último formato ya que la Edición Especial se compone de la película en los dos formatos acompañada por un libreto exclusivo y un DVD de extras.
La calidad de imagen y de sonido vuelve a ser de una calidad más que notable que hace que el disfrute de la propia película sea aún mayor.

Estamos ante una edición más que correcta para una película que debe estar en cualquiera videoteca de anime que se precie de ser completa.

Para finalizar os dejamos con la portada y un vídeo adelanto de dicho film.

Por Miguel A. Aguilar

  También puedes escucharle semanalmente en el programa radiofónico Freakytown

Publicaciones relacionadas

Cerrar