No Solo Gaming: ‘Your Name’ de Makoto Shinkai

No Solo Gaming: ‘Your Name’ de Makoto Shinkai

Ya tenemos en España (con el permiso del Festival de Sitges) el estreno de la película de anime más taquillera de la historia. Récord que incluso adquiere más valor al saber que dicho galardón se lo arrebató a esa genial obra de Hayao Miyazaki titulada El Viaje de Chihiro.

Con esta película se corona Makoto Shinkai, su director, como uno de los mejores directores de animación japonesa de la actualidad y uno de los grandes baluartes para el futuro más inmediato de este género, siendo señalando por muchos aficionados como uno de los pocos que sería capaz de ocupar el enorme vacío que deje Miyazaki cuando anuncie se verdadera retirada.

Shinkai ya ha demostrado en repetidas ocasiones que es un perfecto narrador de historias. Aquel prometedor director que en 1999 asombró a todos con su adorable corto Kanojo to kanojo no neko (Ella y su gato) nos ha ido dejando pequeñas muestras de su arte en forma de joya animada como son las más que recomendables El Jardín de las Palabras o 5 Centímetros por Segundo. Películas que hemos tenido la suerte de ver editadas en España e incluso hemos podido leer sus versiones manga, sumándose además la publicación en papel de otra obra suya como es la interesantísima Voces de una estrella distante.

Con estos datos en la mano y viendo la más que buena acogida que ha tenido el estreno de Your Name en España, título del que en breve veremos publicado tanto su novela como su manga por parte de Planeta Cómic, está claro que Makoto Shinkai interesa, y mucho, en nuestro país. La calidad de sus películas, de sus historias y sus personajes, han sabido llegar a todo el mundo tratando un tema tan universal como es el del amor.

La leyenda del hilo rojo y el amor en la distancia. Ha pasado un mes desde que un cometa que visita la Tierra cada mil años se avistara desde Japón. Mitsuha es una estudiante que se lamenta de su vida en el campo junto a su hermana pequeña, su abuela y su padre, un político al que nunca ve. Detesta las pintorescas costumbres de su familia y sueña con el maravilloso estilo de vida de los habitantes de Tokyo. Por su parte, Taki es un estudiante que vive en Tokyo, tiene un trabajo a tiempo parcial en un restaurante italiano y necesita alejarse de su familia. Una noche, Mitsuha sueña que es un chico de Tokyo y Taki sueña que es una chica que vive en el campo. ¿Cuál es el secreto que se oculta tras los sueños de dos personas que a pesar de que no se conocen de nada parecen buscarse desesperadamente?

Cualquier espectador que haya podido disfrutar el nuevo largometraje de Makoto Shinkai entenderá perfectamente el por qué de esa locura desatada por dicho film. Al contrario que en sus anteriores proyectos, aquí su historia arranca con una alocada comedia de situación que poco a poco va poniendo al espectador en el lugar perfecto para poder conocer qué está pasando y para que éste se sitúe en la mejor posición para disfrutar de una sucesión de momentos entrañables, divertidos y emotivos. Todo un carrusel de sensaciones llevado perfectamente por unos personajes principales, Mitsuha y Taki, que se hacen muy entrañables y hacen que rápidamente empaticemos con ellos. Al igual que ocurre con Mitsuha y Taki, los personajes secundarios que acompañan a los dos protagonistas están llenos de carisma y hacen que la historia sea más fluida colaborando de forma muy activa a que las situaciones sean incluso más rocambolescas. 

Un arranque que engancha y atrapa una barbaridad para que de forma sibilina la historia vaya tomando tintes un poco más amargos y tristes, pero teniendo en cuenta que estamos ante una historia de Makoto Shinkai sabíamos que esto podía llegar en cualquier momento. Aun así el mensaje positivo que quiere dejar el director (el de querer ayudar a los jóvenes a luchar por su amor y a creer en él), queda muy patente a lo largo de todo su largometraje porque no hay que olvidar que ésta es una película de amor adolescente pero que por supuesto, y a sus cifras en taquilla me remito, puede (y debe) gustar a todo el mundo.

Una historia que añade como gran novedad el tono humorístico que impregna buena parte de la película aunque vuelve a usar muchos elementos comunes en las películas de este director (el amor como motor principal, el gran problema de la distancia, las referencias culturales japonesas…), destacando también el hecho de que aunque lo muestre de forma muy discreta, queda más claro que el autor ha tomado la creencia asiática del hilo rojo del destino como base de gran parte de la trama que se nos muestra.

Como único punto negativo podríamos comentar que quizás el director se enreda demasiado en rematar la trama y da la impresión de dar varias vueltas sobre lo mismo teniendo un poco la sensación de alargue innecesario, pero nada que empañe la genialidad que en su conjunto nos ofrece Your Name.

El aspecto artístico es todo un disfrute visual fotograma a fotograma donde nos vuelve a demostrar que gran parte de su éxito también se debe a lo bien que es capaz de recrear los lugares en los que están ambientados sus historias, mostrándonos con una forma perfecta y espectacularmente realista tanto la parte rural como la urbana, destacando especialmente una Tokio preciosa y perfectamente cercana. Unos diseños de personajes que cumplen a la perfección, con unos fondos de un detallismo impresionante sumado a una animación muy fluida con unos juegos de cámara de un nivel superior, resume a grandes rasgos la maravilla visual que nos encontramos en esta nueva muestra de la perfección que es capaz de mostrar Makoto Shinkai en sus producciones.

En definitiva, con el estreno en cines de Your Name gracias a Selecta Visión tenemos una oportunidad magnífica para poder disfrutar de una de las mejores películas de anime de la historia, con una trama preciosa, bonita, divertida y que encandilará a toda la familia.

Por Miguel A. Aguilar
También puedes escucharle en Freakytown

Publicaciones relacionadas

Cerrar