Peter Jackson explica por qué el rodaje de El Hobbit fue tan precipitado

Peter Jackson explica por qué el rodaje de El Hobbit fue tan precipitado

Hace ya un lustro que la trilogía de El Hobbit llegó a los cines de todo el mundo con la intención de seguir los pasos de El señor de los anillos y mantener el nivel. Muchos fans consideraron que, efectivamente, las nuevas películas no estaban a la altura de las míticas protagonizadas por Frodo Bolsón y compañía, pero Peter Jackson tiene una explicación para todo ello.

El que fuera el director de ambas trilogías ha explicado por qué el rodaje de El Hobbit fue tan precipitado. Ha comenzado señalando que Guillermo del Toro, quien se iba a encargar de la dirección, renunció a última hora y que se lo encargaron a él de forma muy abrupta. Jackson vio muchas cosas que no le gustaban y tuvo que rehacerlas desde cero, pero ya no había tiempo.

Con El señor de los anillos se había tomado años de planificación y aquí apenas tenía unos meses. Como consecuencia se dieron situaciones de lo más inverosímiles: actores situándose delante de los cromas verdes sin tener muy claro qué es lo que debían hacer e incluso la improvisación de una tercera entrega para poder resolver la saga con una batalla que estuviera a la altura. ¿Qué te pareció a ti El Hobbit?

Publicaciones relacionadas

Cerrar