Todas las princesas Disney: de las clásicas a las modernas

Repasamos la lista de todas las princesas Disney tan diferentes como Aurora y Mérida.

El universo Disney no deja de sumar efectivos con franquicias como Marvel o Star Wars. Pero atendiendo a su historia, la compañía alcanzó su prestigio gracias a la animación y creó referentes como Mickey Mouse. Después de producir cientos de cortometrajes, Disney produjo el primer largometraje con el que conseguiría el Óscar de la Academia. Era Blancanieves y los siete enanitos, una adaptación del cuento de los hermanos Grimm. Y la joven más bella del Reino se convirtió sin saberlo en la primera princesa Disney. Hoy vamos a repasar la historia de las princesas, desde las clásicas hasta las más modernas como Mérida o Vaiana.

¿Qué son las princesas Disney? Se trata una franquicia formada por las heroínas de varias películas, en su mayoría princesas. Sin embargo, hay diferencias importantes entre las princesas clásicas y las modernas, según la época que vivió la compañía. En la era dorada de la animación, las protagonistas adoptaban el papel de damisela en apuros que eran rescatadas por el príncipe. Blancanieves tomó una manzana envenenada, mientras que Aurora (La Bella Durmiente) se pinchó con la aguja de una rueca como parte de una maldición. Aunque nadie recuerda expresamente a los príncipes, se convertían automáticamente en el héroe de estas cintas.

Algo parecido ocurrió con la Cenicienta. Esta joven sólo quería vivir una noche como una princesa, pero el príncipe se quedó enamorado y la buscó para casarse con ella. Historias de amor que terminan siendo felices y comiendo perdices como los cuentos infantiles. Se repetían los mismos patrones prácticamente, hasta que llegó Ariel. Tuvieron que pasar muchos años para encontrar una princesa tan desobediente como la Sirenita. Ariel sólo siente curiosidad por el mundo exterior y un día se enamora de un humano al que salva. Hace un pacto con Úrsula, a pesar de las advertencias de su padre.

En esta nueva etapa de Disney, las princesas no son modélicas ni quieren serlo. Buscan aventuras, tienen otros intereses y el amor queda en un segundo plano. Así que además de Ariel, entre las más conocidas se encuentran Bella, Jasmín, Pocahontas y Mulán. Como puedes ver, estas protagonistas oponen resistencia a los convencionalismos del matrimonio y buscan la manera de tener libertad de elección. Disney dio un paso más en las siguientes películas, donde el matrimonio ni se contempla como con Mérida o Vaiana. A continuación compartimos una lista con todas las princesas Disney que actualmente son un total de 12. Algunos personajes se quedaron fuera de esta franquicia como Alicia, Campanilla, Meg o Elsa.

Todas las princesas Disney

Blancanieves (Blancanieves y los siete enanitos, 1937)

Blancanieves
Blancanieves protagonizó el primer largometraje de Disney.

Blancanieves cumple todos los requisitos para ser una princesa. Su padre era el Rey, pero tras su muerte la madrastra le hizo la vida imposible. La Reina Grimhilde no soporta que Blancanieves sea la más bella del Reino y decide envenenarla con una manzana. La joven vive con los enanitos en medio del bosque para que la madrastra no la encuentre. Sin embargo, el espejo mágico revela su situación y la Reina la engaña para que tome una manzana. El Príncipe Florián la rescata con un beso cuando todos ya lloraban su muerte. Ella es bondadosa y destaca por su voz, además de su belleza.

Cenicienta (Cenicienta, 1950)

La Cenicienta
La Cenicienta ha tenido muchas adaptaciones al cine.

La Cenicienta tiene mucho en común con Blancanieves. Es huérfana de padre y madre, así que vive con su madrastra y sus caprichosas hijas. Cenicienta es obligada a hacer las labores de la casa, mientras ellas quieren vivir como la realeza. El príncipe convoca a todas las mujeres casaderas del Reino porque busca esposa y Cenicienta se cose un vestido con ayuda de los animales, pero sus hermanas lo destrozan. Finalmente el hada madrina le concede a Cenicienta el deseo de ser princesa por un día hasta la medianoche. Esta joven es el mejor modelo de princesa Disney y existen muchas versiones cinematográficas.

Aurora (La Bella Durmiente, 1959)

Aurora
Aurora es una princesa clásica, rescatada por el príncipe Felipe.

Maléfica le hizo un conjuro a Aurora cuando sólo era un bebé. Cuando cumpliera 16 años, la joven se pincharía con el huso de una rueca que le provocaría un profundo sueño. Para protegerla, el Rey Estéfano la escondió en una cabaña en el bosque junto a sus hadas madrinas. Las hadas madrinas han visto crecer a la niña hasta convertirse en una mujer bondadosa, modesta y muy bella que conoce por casualidad al príncipe Felipe. Pero finalmente no pueden evitar la maldición y se cumplen los peores presagios. Ya podéis adivinar a quién le tocó enfrentarse contra Maléfica para despertar a la princesa.

Ariel (La Sirenita, 1989)

Ariel
La Sirenita se enamoró de un humano.

La Sirenita es una princesa atípica. Se trata de la hija del rey Tritón que gobierna en los océanos. Es curiosa por naturaleza y le gustaría vivir un día en el exterior como los humanos. Colecciona enseres de ese mundo extraño para ella, todo lo que cae al mar. Hasta que un día rescata al príncipe Eric y se enamora. Ariel se siente sobreprotegida y quiere vivir sus propias aventuras, así que desobedece las advertencias de su padre. Hace un trato con Úrsula para conseguir dos piernas y cumple su sueño durante 3 días. La Sirenita supuso un antes y un después en las películas Disney.

Bella (La Bella y la Bestia, 1991)

La Bella y la Bestia
La Bella y la Bestia protagonizan una de las historias de amor más bonitas.

De nuevo, Disney creaba un personaje diferente y muy carismático. Bella es despreocupada y está siempre entre libros. Mientras las demás muchachas del pueblo buscan un hombre para casarse, ella sólo quiere leer novelas. Gastón la corteja, pero a Bella le parece un fanfarrón narcisista (y no le falta razón). Lo más importante para Bella es su padre, que fue retenido por la Bestia en su castillo. Por tanto, ella se ofrece a sustituirle y poco a poco descubre que hay mucha bondad detrás de ese aspecto monstruoso. Lo que igual no imaginaba es que se trataba de un príncipe.

Jasmín (Aladdin, 1992)

Jazmín
Jazmín se opone a elegir un pretendiente.

La ley de Ágrabah obliga a buscar un pretendiente para que la princesa Jasmín se case. Pero la joven se opone a estas tradiciones absurdas que no le permiten elegir su futuro. Jasmín quiere casarse por amor y no con el primer príncipe que muestra sus riquezas al sultán. Por ese motivo, Jasmín conecta en seguida con Aladdin cuando sólo se trata del «chico del bazar». Cuando este se transforma en un príncipe, Jasmín pierde todo el interés. De hecho, muestra tener mucho carácter cuando descubre que le ha estado mintiendo.

Pocahontas (Pocahontas, 1995)

Pocahontas
Está inspirado en una nativa americana que vivió en el siglo XVII.

En Pocahontas, el papel de la princesa dio de nuevo un giro radical. La protagonista es una nativa americana inspirada en un personaje real que vivió en el siglo XVII. Pocahontas está más en contacto con la naturaleza, pero en su tribu también hay tradiciones para desposarla con el mejor guerrero. A la llegada de los colonos británicos, Pocahontas se ve entre la espada y la pared al defender a los extraños para evitar un conflicto mayor. Se culpa de la muerte de Kocoum, su prometido, pero hace ver a su gente que el enfrentamiento no es la solución. Pocahontas es más reflexiva sobre el color de la piel y las diferencias que pueden existir entre civilizaciones.

Mulán (Mulán, 1998)

Mulan
Mulan es una guerrera que no dudó en luchar contra los hunos.

Algo parecido le ocurre a Mulán, que antepone el bienestar de su familia a su futuro matrimonio. Ella es educada para ser una buena mujer, pero está más interesada en el manejo de la espada con la que demuestra ser muy habilidosa. Con la invasión de los hunos China recluta a un varón de cada familia, pero Mulán decide hacerse pasar por hombre para sustituir a su enfermo padre. Consigue derrotar a los invasores y llevar el honor a su familia. Aunque es descubierta, el emperador reconoce el coraje de Mulán que ha honrado a sus ancestros de la mejor manera.

Tiana (Tiana y el sapo, 2009)

Tiana
Tiana es trabajadora y quiere abrir un restaurante.

Tiana y el sapo rompe todos los esquemas sobre lo que era una princesa hasta entonces. Y no sólo por el color de piel. Al contrario que su hermana, Tiana tiene otros intereses que encontrar un «príncipe azul». Quiere abrir un restaurante que era el sueño de su padre. La joven trabaja como camarera para ahorrar y convierte un antiguo almacén en un elegante restaurante. Aunque ella no es princesa, Tiana conoce al príncipe Naveen y la historia se torna en un cuento de hadas diferente, donde Tiana quiere elegir entre el amor y el restaurante. ¿Besó al final al sapo?

Rapunzel (Enredados, 2010)

Rapunzel
El pelo de Rapunzel es mágico.

Esta versión de Rapunzel es muy diferente, ya que la protagonista no espera que un príncipe suba por su pelo para rescatarla. Ella quiere ser libre, correr, saltar y ver el mundo que le rodea. Durante mucho tiempo su madre adoptiva la retiene en una alta torre sin posibilidad de comunicarse con nadie, así que tiene un camaleón como mascota. Pero el aburrimiento cada vez es mayor, lo que le empuja a querer escapar como sea. Su sueño es ver las linternas flotantes que lanzan todos los años el día de su cumpleaños porque ella sospecha que tiene algo que ver con su origen. Rapunzel descubrirá que es una princesa y conocerá el amor casi por casualidad.

Mérida (Brave, 2012)

Mérida
Mérida no busca marido, es un alma libre.

Mérida tampoco es correcta ni educada. Está en el polo opuesto de ser la princesa ideal, pero es el ojito derecho de su padre que se siente muy orgulloso de su destreza con el arco. Mérida es salvaje e indomable como dice el título de la película y posiblemente la mejor guerrera. Sus padres preparan una competición para elegir al pretendiente de su hija entre los clanes aliados. Pero Mérida no tiene ningún interés y se escapa de noche. Hace un hechizo con una bruja para cambiar su destino, lo que provoca que su madre se convierta en una osa. Ese será el punto de partida entre madre e hija, quien tendrá que encontrar la manera de revertir la situación.

Vaiana (Vaiana, 2016)

Vaiana
Vaiana quiere explorar los océanos.

Disney volvió a sorprender con una protagonista femenina que poco o nada tiene de princesa. Vaiana es hija del jefe de Motu Nui y siente la llamada para explorar los océanos, a pesar de que todos lo tienen prohibido. Vaiana es valiente y no tiene miedo a nada, así que decide viajar con el semidiós Maui para salvar a su pueblo de la desaparición. Esta aventura le enfrentará a muchos obstáculos, pero Vaiana demuestra ser testaruda para conseguir sus propósitos. Por primera vez, el amor no es uno de los temas principales, ya que Vaiana quiere encontrarse a sí misma.

Estas son todas las princesas Disney que existen actualmente y como ves quedan fuera nombres tan importantes como Elsa. No obstante, en algún momento estos personajes excluidos han pertenecido a esta franquicia tan selecta. Muchas de estas princesas encontraron oposición en los personajes malos más conocidos de Disney, donde destacan nombres como Jafar, Maléfica o la propia Úrsula.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.
Cerrar